EntrevistasGeneral

Yvonne Cavallé: «Mejorar el nivel no se relaciona con puntos o dinero, es un trabajo mío»

La tenista acaba de ganar su primer ITF 25.000

Alejandro Pérez

Yvonne Cavallé-Reimers (Mallorca, 22 de mayo de 1992) ha vivido en 2022 uno de esos momentos inolvidables en la carrera profesional de un tenista: ganar su primer Futures 25k dólares en casa, en Mallorca (en la academia de Rafael Nadal en Manacor) dentro de la serie de tres torneos disputados en la isla. Siete títulos individuales y 23 de dobles lucen en su palmarés. A sus 29 años la tenista balear afronta un gran momento de forma tanto en pista como fuera de pista. Afincada en casa, en Mallorca, Yvonne disfruta el día a día, tiene ganas y es feliz.
A caballo entre República Dominicana y Ecuador donde está disputando Futures de 25k dólares, la mallorquina atiende a Industria del Tenis para repasar su temporada y su carrera. Veteranía y profundo conocimiento del tenis en sus ya 15 temporadas como profesional.


Pregunta: Ha disputado 22 partidos en los siete primeros torneos (16-6 con tres cuartos, una semifinal y un título) ¿Cómo analiza su comienzo de temporada?
Yvonne: “Es muy positivo. No solo por los resultados, empezar el año pudiendo competir tanto, pasando tanto tiempo en pista, creo que te da mucha confianza de cara a los siguientes partidos. Al final no haces otra cosa que vivir diferentes situaciones y eso te genera confianza para afrontar las siguientes situaciones que se generan. Ha sido un inicio muy positivo, estoy muy contenta de competir tantos partidos y pasar tanto tiempo en pista”.

Pregunta: El título ha sido su primer torneo Futures de 25k dólares y en casa, en Manacor. ¿Cómo fue aquella semana?
Yvonne: “Jugar en casa es muy especial y encima ganar mi primer Futures 25k allí es algo que no se puede describir. Fueron tres semanas buenísimas (tres 25k seguidos en Manacor) y especialmente la segunda, en la que entré con invitación. Fue una semana muy dura con partidos muy exigentes mentalmente. Pero yo venía de estar compitiendo en Monastir (Túnez) donde jugué bastantes partidos duros. Al final vivir tantas situaciones te hace crear confianza y, cuando estás en partido y tienes momentos complicados, los afrontas tomando mejores decisiones. Estoy muy contenta de ganar mi primer 25k delante de mi familia, mis amigos, mis entrenadores y mi equipo. No es solo mi título, es de todo el equipo. Estoy muy contenta”.

Pregunta: ¿Qué diferencia nota entre los Futures 15k y los 25k?
Yvonne: “Hay mucha diferencia de puntos. Ganando un 15k te llevas 10 puntos y ganando un 25k ganas 50 puntos. De ahí que también haya más nivel en los 25k. Aunque en los 15k últimamente ha subido mucho el nivel. Siempre hay tenistas júniores que juegan muy bien y que van a los 15k. El nivel ha subido mucho en los 15k. Te puedes encontrar rondas muy duras al principio, según el sorteo. No creo que ganes un 15k solo por ser la número 200. Hay mucho nivel y las jugadoras tienen mucha hambre. Hay mucha competencia en ambos niveles”.

Pregunta: En estos niveles de clasificación (300), ¿Qué cotas son relevantes para ver mejoras y ventajas en cuanto a nivel, puntos y dinero?
Yvonne: “Si uno consigue estar sobre el 240o se asegura las previas de Grand Slam y ahí hay diferencia en lo económico. Cubres gastos un año y vas más tranquila. Luego, considero que para poder mantenerte jugando WTAs debes estar top 150 o 200. Y ahí también tienes más oportunidades de ganar más puntos jugando menos. Y es más sencillo ir avanzando. Jugando Futures 25k todo el año tengo que ganar muchos partidos para avanzar porque en esta clasificación, 15 puntos no suben tanto. En cada torneo necesitas intentar ganar más partidos. Cada vez es más complicado, lógicamente. Si no, todo el mundo lo haría. Respecto al nivel, para notar una mejora no tiene que ver con puntos ni con dinero. Es un trabajo que tengo que hacer yo conmigo y no importa si tengo más o menos dinero o puntos. Es mi trabajo y como afronte todo yo”.

Pregunta: ¿Cuántos tenistas puede haber que vivan de ello?
Yvonne: “Muchos jugadores opinamos que muy pocos tenistas que se ganan la vida del tenis. Si no estás top150 no te puedes ganar la vida bien. Comparándolo con el fútbol, hay más de 1000 futbolistas que tienen un sueldo a final de mes, aunque no jueguen los partidos y se ganan la vida. Es algo que ITF, WTA, ATP o alguien deben modificar porque no puede ser que solo 150 personas vivan de esto. Para mí, tendría que haber 500 o 700 personas que pudieran hacerlo”.

Pregunta: Cuatro primeros títulos tierra, tres últimos dura. ¿Qué preferencias tiene?
Yvonne: “Ahora mismo me siento más cómoda en pista dura pero que no sea muy rápida. Que se puede jugar. Es donde me siendo más cómoda. La tierra también me gusta, crecí en tierra, pero estos últimos años he entrenado bastante en pista dura y competido también y es donde
ahora estoy más cómoda. Me adapto rápido, soy una jugadora bastante completa que se adapta bastante rápido a las superficies. Mientras no sea una pista de hielo me adapto bastante bien”.

Pregunta: Su carrera ya se alarga 15 años. ¿Cómo ha evolucionado?
Yvonne: “15 años ya, madre mía, llevo un montón. ¡Cómo pasa el tiempo! Son muchos años.
Está siendo una carrera muy enriquecedora. He evolucionado con idas, venidas, subidas y bajadas, pero sin dejar de evolucionar ni crecer. Es lo que me ha hecho llegar a donde estoy ahora. Estoy contenta con todo lo que he vivido y con cómo lo he ido manejando. He crecido mucho dentro y fuera de la pista. Sobre todo, los últimos años donde he hecho un trabajo a nivel mental que era lo que me frenaba. Tuve un año que me fue muy bien, con 23 o 24 años. Ahí mentalmente no lo gestioné bien y es lo que me hizo caer un poco. Terminé dejando el tenis por unos meses. Pero volví, aposté por irme a entrenar con Pancho Alvariño a Valencia casi dos años donde, de nuevo, recuperé las ganas de competir y me sentí jugadora de nuevo. Volvieron las ganas de lograr mi sueño. Después pasé unos meses en Barcelona, hice una inversión que no me fue muy bien porque no supe gestionar mentalmente y tuve presiones a nivel económico. Regresé a Mallorca, empecé con un equipo nuevo, Unity Tennis, con quien estoy ahora. Estoy en casa, con un equipo buenísimo muy comprometido y tenemos un proyecto juntos muy motivador. Estoy en mi mejor momento. Me han ayudado mucho a nivel mental, siento que me han hecho evolucionar y crecer mucho. Y eso es lo más importante. Vuelvo a disfrutar de mi día a día. Vuelvo a tener ganas y estoy muy feliz con mi vida. Y eso es lo más importante”.

Pregunta: ¿Cómo es su día a día?
Yvonne: “Mi día a día en Mallorca es entrenar dos horas de tenis, descanso hora y media, vuelvo a hacer hora y media de tenis y luego hora y media o dos horas de entrenamiento físico. Después recuperación y estiramientos. También depende de si tengo fisioterapeuta o no. Los lunes tengo entrenamiento mental con Vicente Cuairán con quien trabajo desde diciembre. Mi equipo es Unity Tennis dirigida por Vinicius de Oliveira y Matías Cáceres, brasileño y argentino. También están Guido Cáceres, Adrián Monzón y German Ojeda. La nutrición la lleva Pedro Llames y Yan Schafter es el quiropráctico. Estoy en un grupo que somos como una familia, muy a gusto y en casa”.

Pregunta: Hace trabajo mental específico. ¿Cuán importante es ese apartado?
Yvonne: “A estos niveles la cabeza marca la diferencia. Trabajamos mucho el foco en pista. Me está yendo bastante bien, mejoro mucho y me siento mejor en pista. Tener una mejor mentalidad en los partidos, por ahí pasa la constancia para luego ir teniendo mejores resultados”.

Pregunta: Por su palmarés, tiene más éxito en dobles que en individuales. ¿Qué le aporta cada modalidad?
Yvonne: “Quizás es más asequible jugar los dobles. Los cuadros son más pequeños y juegas con una compañera. A mí me encanta jugar dobles, disfruto mucho. Creo que se me da bastante bien porque voleo bastante bien, soy ágil en la red y eso hace mucho. Encontrar una pareja con la que tienes química y con la que te compenetras bien hace que tengas mejores resultados. Mi prioridad siempre ha sido el individual y de momento no ha cambiado. Este año me está yendo mejor en individual, aunque también es verdad que no he podido coincidir con las parejas que suelo jugar. Ir cambiando de compañera hace más complicado entenderse. Siempre tengo prioridad por el individual”.

Pregunta: Juega con varias parejas en dobles. ¿Cómo la elige y que valora en una compañera?
Yvonne: “Siempre intento jugar con chicas que conozco y con las que me llevo bien fuera de pista más que con gente nueva o que no conozco. Con Ángela Fita siempre hemos tenido buenos resultados. También con Andrea Gamiz (Venezuela), Daniela Seguel (Chile), María Gutiérrez y Celia Cerviño. Cuando salen las listas de los torneos me fijo en quién va y veo si hay alguna chica con las que suelo jugar, le pregunto y, si no, me fijo si hay alguna con la que me llevo bien fuera de pista. Como yo voleo bastante busco alguien que tenga buen saque y que pueda jugar bien de fondo para poder estar en la red y compenetrarnos. Eso es en lo que me fijo. Valoro que sea una jugadora que lucha, que tenga buena actitud, que sea buena persona, que no te vaya a increpar si falla y que te apoye si cometes un error. Somos un equipo y ganamos y perdemos juntas. Valoro que sepan jugar en equipo”.

Pregunta: ¿Cómo es la vida tenística en el circuito ITF?
Yvonne: “El circuito ITF no está muy bien organizado en el sentido de que se gasta mucho el jugador en viajes, alojamiento o comidas. No nos ayuda salvo que el torneo tenga la hospitalidad incluida y hay muy pocos. Deberían ayudar un poco más. La WTA te paga todo. La ITF debería ayudar un poco más para que haya más facilidad porque, si no, hay muchas jugadoras que no pueden cubrir esos gastos”.


Pregunta: ¿Qué le parece la cantidad de Futures femeninos que hay en España anualmente?
Yvonne: “En 2021 bajó la cantidad de torneos. Parece que vuelven a subir y eso es algo muy positivo. En España están subiendo muchos torneos. Había muchos 15k (cinco) y ahora hay 25k (ocho), tres 60k (Madrid y dos en Gran Canaria), tres 100k (Girona, Vitoria y Barcelona) y varios WTA (Madrid WTA 1000, Valencia WTA 125k y Marbella WTA 125k) (todo a falta de desvelar los últimos dos meses del calendario). Eso es una gran ayuda sobre todo para quienes están empezando que podrán ir y jugar con tenistas de gran nivel y rodearse de un buen ambiente”.

Pregunta: ¿Qué opina del papel o las ayudas que da la Federación Española?

Yvonne: “Ayudas de la RFET nunca he tenido. Ahora con 29 años no me van a ayudar ni lo voy a pedir, cuando era más joven estaba el CAR y las ayudaban a ellas. Pero yo nunca fui y nunca me ayudaron así. Pero he ido sobreviviendo”.

Pregunta: ¿Vive o ha llegado a vivir del tenis alguna vez?
Yvonne: “Ahora sí que puedo sobrevivir un poquito. Siempre he ido empatando. En 2021 me fue bien, viajé sola y me fue bien. Algo gané. Este año, si quiero viajar con entrenador, voy a tener que ir a torneos más grandes y sacar resultados para no perder dinero. Vivo de los equipos que juego en Francia, Italia, Alemania o España. Con esos equipos al final hago dinero y lo invierto para viajar a los torneos profesionales. Te quita energía y semanas de torneos, te desgasta y hace que uno avance más lento. Pero hay que seguir luchando”.

Pregunta: ¿A qué equipos se refiere?
Yvonne: “Cada país tiene su liga interna entre clubs. En cada país funciona de una forma y se juega los fines de semana durante un par de meses. Voy un sábado, juego el domingo individual y dobles y vuelvo el lunes. Así varios fines de semana. Dependiendo de la liga se juega mayo o junio y otros octubre o noviembre. Cuantos más juegues más dinero sacas”.

Pregunta: Está en torno al 300 individual y 250 en dobles. ¿Tiene objetivos de clasificación?
Yvonne: “No me pongo objetivos de clasificación ni de resultados. Con mi equipo no lo miramos. Nos centramos en el día a día, buscar la mejora y darlo todo. Mejorar lo que podemos controlar como es nuestro juego, los detalles tácticos y técnicos. Buscar poder sumar cada día. Obviamente yo juego para poder, algún día, estar arriba en la clasificación y jugar los torneos grandes. Intento ir día a día, semana a semana y dar el 100% en pista”.

Pregunta: ¿Qué objetivos se plantea para 2022?
Yvonne: “Solo vamos día a día. Dando el máximo sin plantearme objetivos de ningún tipo. Seguir pasando mucho tiempo de calidad en pista jugando la mayor cantidad posible de partidos para seguir aprendiendo y creciendo. Nunca se deja de mejorar. Buscar donde podemos mejorar y dar el máximo. Es lo único que nos importa”.

Pregunta: Ha jugado cuatro previas WTA (tres en Mallorca y una en Rumanía) ganando un partido. ¿Cómo valora poder debutar en un cuadro final WTA?
Yvonne: “He jugado previas en Mallorca y Rumanía. Y he ganado un partido de previa en WTA. Me gustaría algún día jugar un cuadro final. Pero es un torneo más, no hay que darle más importancia porque se llame WTA. En todos los partidos se aprende algo. Si viene perfecto y sino viene seguiré trabajando igual y buscando evolucionar”.

Pregunta: ¿Qué opinión le merece la ITF como organizador de torneos base?
Yvonne: “De ITF, nosotras tenemos muchos más torneos porque no tenemos un circuito Challenger como los hombres. Creo que nosotras tendríamos que tener un Challenger. Ellos tienen 15k, 25k y luego Challenger, y ahí ya tienen más gastos pagados. Y eso es muy importante para tener más oportunidades. Nosotras desde 15k hasta 100k en ITF no nos pagan nada. Estaría bien que la ITF, desde 25k, pusiese todos los torneos con hospitalidad. E incluso desde 15k para hombres y mujeres deberían ayudar más de alguna manera. Hablo de hospitalidad porque es donde se pierde más dinero. Respecto a la cantidad de torneos este año, por lo que veo, hay muchos femeninos por lo que no me puedo quejar”.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.