GeneralOpinión

Un siglo de revistas de tenis por David Castello (4)

Cerramos la serie con el recuerdo de las dos últimas revistas que salieron al mercado: Tenis A Fondo y Tenis Wolrd

Cerramos esta serie de reportajes elaborados por David Castelló en los que ha hecho un completo repaso por la historia de las revistas de tenis que se han editado en España.

En mayo de 1999 surgió “Tennis a fondo” como un nuevo lanzamiento de Sportpress- Ibérica, empresa editorial temática integrada en el grupo Motorpress-Ibérica. Su director fue Pedro Hernández.

Pedro Hernández es periodista y uno de los grandes difusores de información tenística en nuestro país. Su trayectoria es inmensa desde que comenzó allá por el año 1982 como redactor en la sección de tenis del diario Sport. Ya había sido fundador de otra revista tenística, “Supertenis”. Además, a lo largo de su exitosa vida periodística, Hernández ha sido comentarista de tenis en TVE, Teledeporte y la cadena Ser; colaborador o redactor en periódicos como Marca, El País y El Observador; responsable de Comunicación de la RFET; miembro del Comité de Prensa de la Federación Internacional de Tenis; director de Comunicación del Trofeo Conde de Godó; miembro fundador de la International Tennis Writers Association; director de Tenis Profesional de la RFET; responsable de los equipos de Copa Davis, Fed Cup y Juegos Olímpicos y de las relaciones deportivas con CSD y COE; y responsable del Archivo Histórico del
RCT Barcelona 1899. En la actualidad es el director de Tennis Museum de la Federación Catalana de Tenis.

Como redactora-jefe de la revista estaba Silvia Ramón-Cortés; de coordinador nacional, Jordi Gázquez; como colaboradores de redacción: Manuel Poyán, Guillermo Salatino, Francisco Leite, Hugo Ribeiro, María Sánchez Vadillo, Raquel Martín, Miguel Urrutia y George Homsi; y de colaboradores técnicos: Emilio Sánchez Vicario, Gabriel Urpí, Salvador Sosa, Bernabé Cobo, Ángel Ruiz Cotorro, José Miguel Morales, Sergio Casal, Ángel Giménez y Xavier Segura.

Además de impresionantes reportajes y crónicas de tenis internacional, “Tennis a fondo” tenía numerosas secciones: Al otro lado de la red; Historia; Tennis en la red; Aprenda de los campeones; Panorama nacional; En forma; etc.
El número 1 de “Tennis a fondo” tenía como portada a Carlos Moyá, que se había convertido en el primer número 1 de la ATP de nuestro tenis. Más tarde lo alcanzarían Juan Carlos Ferrero, Rafa Nadal y Carlitos Alcaraz. “Tennis a fondo” prolongó su existencia hasta el número 126, de octubre de 2009, por lo que su vida se extendió más de 10 años.

Número 1 de “Tennis a fondo”. Colección particular David Castelló.

En abril de 2009 nació la revista “Tenis World” con una portada imperial de Rafa Nadal conquistando por quinta vez el torneo de Montecarlo y nombrándolo como “El amo del mundo”. Justo dos meses antes, Nadal se había proclamado campeón del Open de Australia y se soñaba con que conquistase los cuatro majors durante la temporada 2009 Luego no fue así, pues sus lesiones le impidieron jugar en condiciones el torneo de Roland Garros y le impidieron su participación en Wimbledon.

El proyecto se gestó unos meses antes, cuando Israel García Montejo se reunió en la redacción de Grupo V, en el madrileño pueblo de Alcobendas, con el editor de la editorial, Martín Gabilondo. En aquel momento, Israel era el director del Área de Deportes y publicaban revistas como “Futbolista”, “Futebolista” en Portugal o “La Revista Oficial de la NBA”. Ambos, García Montejo y Gabilondo, llegaron a la conclusión de que era un excelente momento para entrar en el mercado con una nueva revista dedicada al tenis. Israel García Montejo asumió las labores de dirección del proyecto.

Israel García Montejo es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, y antes de iniciar el proyecto de “Tenis World”, había comenzado su andadura periodística en Diario 16 y el suplemento Crónica El Mundo, además de ser redactor- jefe del Diario de Alcalá. Tras el cierre de “Tenis World”, Israel fundó Trivinci, agencia de comunicación y eventos, así como la revista digital Industria del Tenis, con los que sigue en la actualidad. Además, es el responsable de comunicación de diferentes torneos y entidades como el Challenger de El Espinar, el ITF femenino de Brezo Osuna, el ITF
masculino de Majadahonda y del centro deportivo Ciudad de la Raqueta.

En el ya mítico y legendario número 1 de la revista, y en su carta de presentación, “Abrimos juego”, Israel García Montejo indicaba que la revista nacía en el mejor momento posible, en la edad de oro del tenis de nuestro país; que contaba con un socio comprometido y privilegiado como Televisión Española; y que se rodeaba de un gran equipo de colaboradores.

De ese equipo hay que nombrar a su redactor-jefe, José A. Gómez, y a los colaboradores Roberto Polanco, Antonio Vázquez, Marina Such, Julio Ocampo, Javier Méndez, Begoña Villarubia, Carmen Perea y Mario del Olmo.
Había una gran diversidad de secciones: Jugador del mes; Mundo tenis; Cara a cara; Match ball; Leyendas; Así juega…; Técnica; Producto; Área clubes; Club del mes; Mi villano favorito; y un largo etcétera. Más de 100 páginas con gran despliegue fotográfico a todo color.

El proyecto funcionó desde el primer momento. Las ventas del número 1 superaron los 14.000 ejemplares, una auténtica barbaridad. A lo largo de sus más de 5 años de existencia y sus 65 números, las páginas de “Tenis World” registraron las grandes gestas de Rafa Nadal, y su rivalidad con los otros componentes del Big Three, Roger Federer y Novak Djokovic.

Una larga enfermedad de Israel García Montejo hizo que tuviera que abandonar la dirección, asumiendo el mando Javier Méndez Vega, aunque Israel siguió escribiendo la columna final de la revista hasta el último número, el 65, de diciembre de 2014. La crisis endémica de las ventas de las publicaciones de papel precipitó el final de una revista cuyo recuerdo está en el corazón de todos los que amamos el tenis y las revistas de papel.

Número 1 de “Tenis World”. Colección particular David Castelló.

Con el análisis de “Tenis World”, finaliza este estudio que, como decíamos al principio del mismo, ha tratado de ser un homenaje a aquellas revistas de tenis de ámbito nacional que los aficionados leíamos con pasión; un tributo a todos aquellos directores que creyeron en este tipo de publicaciones y las hicieron posibles.
Una montaña de recuerdos y emociones han recorrido mis venas a lo largo de la redacción de este trabajo. Momentos de mi niñez en que mi padre me compraba ejemplares de “Tenis Español” e “Intertenis”; cuando de adolescente acudía a los kioskos a comprar “Supertenis” y “Tenis Digest”; o cuando ya de adulto, adquiría o me suscribía a “Grand Slam”, “Tennis a fondo” y “Tenis World”.

Me han venido a la memoria de mi corazón muchísimos momentos de lectura de aquellas revistas en papel: viajando en el tren o en avión; en las habitaciones de los hoteles de los torneos; tomando un café en cualquier bar; en los momentos previos a un partido para relajarme; en los momentos posteriores a una derrota para hacerla olvidar… Aquellas revistas me trasladaban a un universo soñado de leyendas del tenis, grandes escenarios mundiales, encuentros míticos…
Han pasado los años y los tiempos han cambiado; el mundo de internet y la inmediatez de la información en un clic en nuestro ordenador han hecho que las revistas en papel hayan desaparecido y no encontremos ninguna ya en los kioskos. Pero muchos románticos del tenis aún conservamos como tesoros esas colecciones de revistas, y las hojeamos para estudiar, analizar y entender la ya más que centenaria historia del tenis.
Pasarán más años, y esas revistas se olvidarán quizás para siempre. Pero mientras existan todavía Miguel Ángeles Zubiarraines, Pedros Hernández, Israeles García Montejo, Igores del Busto, Julianes Núñez…, la llama seguirá viva.
Mientras suceda eso, siempre podremos decir aquella frase de Blade Runner: “Hemos visto cosas que vosotros nunca creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. Hemos visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser”. Y también afirmar, continuando el monólogo del replicante Roy Batty, que hemos contemplado a Manolo Santana levantando sus trofeos de Grand Slams en las páginas de “Tenis Español”; a Sergi Bruguera alzando sus brazos victoriosos en Roland Garros en números de “Supertenis”; a todos los miembros de la Armada masculina y femenina en las brillantes fotografías de “Grand Slam”; a Moyá, Ferrero y Nadal de números 1 del mundo en “Tennis a fondo”; a Rafa Nadal conquistando el planeta y siendo el amo del mundo en “Tenis World”… Mientras existan coleccionistas que conserven esas revistas, y apasionados por la historia que las lean, todos esos momentos nunca se olvidarán, y jamás se perderán como lágrimas en la lluvia.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba