GeneralOpinión

TennisAid en el Pacífico Sur por Martín Rocca

*Martín Rocca es fundador de TennisAid. En actualidad trabaja para Tennis Australia

TONGA, Abril 2024.

El año pasado, mi vida profesional cambio drásticamente al comenzar a trabajar para Tennis Australia con base en Melbourne.

Esto me permitió entrar en contacto con una zona del mundo poco influenciada por nuestro trabajo de casi 10 años con TennisAid, las naciones del Pacifico Sur.

En el mes de Enero, durante la disputa del Abierto de Australia, estuve reunido con entrenadoras, maestras de escuela y líderes sociales del conglomerado de islas de esta región y todas me transmitieron las grandes necesidades que padecen.

Viendo cual era la situación, nuestras primeras acciones fueron:

Entregar material a una entrenadora de Papua Nueva Guinea, entrar en contacto con la representante de la Federación de Tenis de Oceanía, contactar con representantes de varias islas y establecer un plan de acción y ayudas.

Islas Cook, Fiji, Islas Salomón, Tonga, fueron los primeros posibles destinos. Esta última, fue la elegida para una visita, la cual programamos para mediados de Abril.

Fue entonces que viajé desde Melbourne, con escala en Sydney con dirección a Tongatapu, la mayor isla de Tonga, con 75.000 habitantes, más precisamente a Nuku’alofa, donde programamos clínicas para jugadores y entrega de material.

Esta es la situación en Tonga:

Sólo hay un entrenador titulado en el país y tiene más de 70 años. Justamente esa semana estaba acompañando a jugadores en un torneo por equipos en Tahití y no pude conocerlo.

En la ciudad no hay clubes de tenis. Los jugadores que conocí juegan en un predio donde hay un estadio de basket semi-abandonado y donde hay 4 pistas duras de tenis, una de las cuales, tiene la red en el suelo ya que no tienen repuesto para el cable que la sostiene, que se había cortado hace meses. Las pistas estan cubiertas de una capa de barro, lo que las convierte en una pista de patinaje cuando llueve  (muy frecuentemente allí).

Los dos ‘entrenadores’ a cargo de guiar a los jugadores (que van desde los 5 a 17 años y entrenan todos los días juntos a la misma hora) son padres que voluntariamente se prestan a ejercer un rol para el cual no están formados.

Es digno de destacar el nivel de disciplina, respeto y humildad en todos ellos, muy similar a lo que hemos experimentado varias veces en África.

Como en todo viaje de TennisAid, siempre tienen que aparecer complicaciones, una constante que ya asumimos con humor.

Al llegar al aeropuerto de Nuku’alofa, la maleta con 50 raquetas, ropa, pelotas, no llegó a destino.

Por lo tanto, no tuve el equipamiento que yo quería donar y entregar en persona a cada participante.

Nos arreglamos para hacer los entrenos con lo que tenían ellos, lo cual generó situaciones como tener a chicos de 14 a 17 años entrenando voleas con pelotas rojas. Está de más decir que ninguno de ellos se quejó por eso.

Visitamos también un colegio, donde jugamos con alumnos y enseñamos a los maestros algunos ejercicios para introducir a nuevos jugadores en el deporte.

Muchos de los colegios están construidos de la misma manera, con una cancha de basket y una pista de tenis. Están financiadas por las Iglesias, que tienen una muy fuerte influencia en la sociedad.

Para dar un ejemplo de esto, hay un templo/glesia cada 3 calles. Llegué a la ciudad un Sábado por la tarde y me recomendaron que comprara comida para el día siguiente, lo cual por ocupaciones varias al comienzo de mi visita, no pude hacer. Dia Domingo, TODO absolutamente cerrado. Toda la población asistiendo a misa y permaneciendo en las Iglesias hasta la tarde para atender a diferentes talleres que se hacen allí. No está permitido hacer actividades comerciales ni deportivas. Lo cual convierte a la isla en una ciudad fantasma.

También me sorprendió que cada mañana, a las 5’30 am el coro de la iglesia que tenia frente al hotel me despertara. Sí, a esa hora a misa.

En definitiva, primera experiencia en esta región fuera de territorio australiano, donde como representante de TennisAid ya he participado de varias acciones, con gente con discapacidades, con comunidades aborígenes y con donación de equipamiento a una jugadora etíope de 13 años  radicada en Tasmania.

Mucho trabajo por hacer

El Pacífico Sur alberga muchas naciones con muchas dificultades. Para dar un ejemplo mas que gráfico, Tuvalu, una pequeña nación conformada por 8 islas, tiene una zona común de entreno para sus deportistas de varias especialidades, como Basket, Tenis, Fútbol y no es un centro de alto rendimiento, es la pista de aterrizaje del aeropuerto.

TennisAid seguirá con su trabajo, intentando promocionar el tenis en los lugares más remotos, ese es nuestro compromiso y no bajaremos los brazos.

Muchas  gracias a quienes siguen nuestra tarea desde el primer día.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba