Home / General / Tenis y Gran Guerra: 106 años del inicio de la I Guerra Mundial

Tenis y Gran Guerra: 106 años del inicio de la I Guerra Mundial

Hoy, 28 de julio,  se cumplen 106 años del estallido de la I Guerra Mudial. De 1914 a 1918 el mundo vivió atenazado e inmerso en el mayor de los horrores: la Gran Guerra, lo que después se ha venido a llamar I Guerra Mundial, convirtió Europa y gran parte del mundo en un inmenso campo de batalla en lo que fue el primer conflicto bélico del siglo XX. La aviación, la guerra de trincheras y la guerra química tomaron el relevo a las cargas de caballería y el cuerpo a cuerpo. Como siempre, el hombre hizo lo posible por poner todo su ingenio a servicio del mal.

Por aquellos años previos al estallido del conflicto bélico, un deporte estaba comenzando a imponerse y ganar adeptos: el tenis. Había surgido en el siglo XIX y poco a poco, en las últimas décadas de ese siglo y en los primeros diez años del XX se impuso como uno de los deportes de moda. Torneos que hoy son leyenda, como Wimbledon comenzaban a gestar ya su historia en esos primeros años. En este 2020 tan marcado por el Covid-19 que llevamos, cabría recordar que la primera suspensión de Wimbledon en su historia fue precisamente por el estallido de la Gran Guerra. El torneo londinense no se disputó entre 1915 y 1918, una situación, que salvando las enormes distancias entre un momento y otro, se ha repetido otra vez este año. Wimbledon no se paraba desde que finalizó la II Guerra Mundial. En este 2020 ha parado por culpa del Covid-19.

La primera final del torneo londinense después de la Gran Guerra la ganó Gerald Patterson, que era oficial de la Royal Field Artillery a Norman Brookes, último campeón preguerra, según ha contado en sus deliciosos artículos en La Vanguardia, Pedro Hernández.

Si seguimos hablando de tenis y Gran Guerra, durante el conflicto, los alemanes permitieron jugar al tenis en el campo de prisioneros que ubicaron en Heidelberg y los australianos hicieron lo mismo en Holsworthy.

Otro apunte interesante es la figura de Anthony Wilding, campeón de 1910 a 1913 y que falleció durante la cotienda. También murió en la Gran Guerra Roland Garros, héroe, aviador de leyenda y tenista aficionado. Su memoria se honra todos los años: el Grand Slam parisino lleva su nombre. El torneo parisino no se celebró tampoco entre 1915 y 1919. André Gobert fue el primer campeón tras la Guerra. En cambio, el US Open, con los campos de batalla lejos de su sede, no se paró en ningún momento. Durante esos años, la sueca Molla Bjurstedt fue la gran protagonista al ganar todas las ediciones. En Australia, solo se disputó la de 1915, con victorias de Gordon Lowe y la de 1914, en la que ganó O´Hara. El torneo femenino no comenzó a disputarse hasta 1922.

Y un apunte más: Richard Norris, que llegó a ser Top 2 mundial en 1916 y Top 4 en 1923 además de entrar en el Salón de la Fama en el año 1953 no sólo sobrevivió al naufragio del Titanic sino que también fue héroe de Guerra al recibir al Cruz de Guerra y la Legión de Honor.

 

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.