Home / General / Pedro Ródenas, el talento tranquilo

Pedro Ródenas, el talento tranquilo

Pedro Ródenas vive los últimos meses a caballo entre Madrid y Alicante, donde entrena en el Sport Club junto a Rubén Ramírez Hidalgo. El ex jugador y Nacho Alonso, entrenador de Pedro de toda la vida, han formado un equipo que está dando muy buenos resultados al joven tenista madrileño. De momento, en este verano tan atípico, se ha apuntado los campeonatos de Madrid tanto en categoría cadete como en junior, un hito que no pudo repetir en los campeonatos de España, donde, sin embargo, tuvo un buen rendimiento.

Con Pedro Ródenas hablamos por teléfono. Regresa de Alicante con destino a Madrid junto a su padre. Los dos están implicados en poner unas bases sólidas para el proyecto de futuro de Pedro como tenista. El primero de esos cimientos es mantener los pies bien asentados en el suelo. El equipo formado por Nacho Alonso y Rubén Ramírez contribuye a esa línea de acción.

Los últimos meses no han sido fáciles para nadie y tampoco para Pedro. Vivió el confinamiento en Alicante y él mismo explica que «no fue sencillo al tener que estar tanto tiempo encerrado en casa. He mantenido el entrenamiento haciendo todo el físico que podía en casa. Cuando teminó el confinamiento y empecé a entrenar, lo cogí con ganas después de tanto tiempo metido en casa»

Sobre el presente y la forma de trabajar que está llevando a cabo, Ródenas destaca la fase por la que pasa ahora mismo y en la que todo el trabajo está enfocado a «conseguir más consistencia en el peloteo y más ritmo de bola. Estoy entrenando con gente más mayor que yo para intentar avanzar en esa dirección». «Uno de los objetivos es no apresurarme en el juego; ganar movilidad y por ello, entrenar con jugadores más mayores es positivo»

El objetivo a corto y medio plazo es jugar y competir y empezar a abrir la puerta de los torneos de categoría ITF Junior: «Uno o dos torneos al mes, los que se puedan e incluso algún IBP Tennis Series que nos pille bien», matiza un Ródenas que reconoce que «tengo que seguir mejorando en el aspecto mental. Ahí tengo mucho que mejorar. En los partidos, tengo desconexiones de vez en cuando aunque luego me vulevo a enchufar rápido». En el horizonte futuro está el ser jugador de tenis profesional pero la meta no va a llegar antes de tiempo. Ródenas y su entorno lo tienen claro. «Hay que ir paso a paso, sin prisas. Compaginar estudios con competición y empezar a mirar hacia algún Future». Ese es el primer paso de una escalera a la que la quedan muchos peldaños por subir pero en la que Pedro ya está encaramado.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.