EntrevistasGeneral

Olga Parres: «El récord de 35 títulos de dobles es un reconocimiento al trabajo»

Por Alejandro Pérez

Olga Parres (Ceuta, 1993) es una de las tenistas españolas con una pista con su nombre en nuestro país. Es sinónimo de tenis español ITF de dobles. Empezó a ganar en 2010 y la cuenta va por 35 cuando conquistó el torneo de Don Benito (Badajoz) en 2021. Este año ya ha disputado una final (15k Villena).

Además, en el torneo extremeño estrenó su palmarés individual para cerrar una semana inolvidable. Y con dos sorpresas en la entrega de premios.
Desde Ceuta, la tenista de 28 años recién graduada en Psicología atiende a Industria del Tenis para analizar su carrera, su relación con Don Benito, el futuro y la vida en ITF. Experiencia, tablas y mucho conocimiento de lo que ocurre en la pista y en la cabeza del tenista.

Pregunta: Dos cuartos de final, unas semifinales y una final para empezar 2022. ¿Qué tal ha comenzado 2022?
Olga Parres: “Bastante bien. Normalmente empiezo más tarde porque los últimos años estaba estudiando y tenía exámenes. Pero acabé la carrera el año pasado y este año he empezado antes. Los torneos de principio de año son más duros y es más difícil, pero en los dobles creo que me ha ido bastante bien. En individuales, aún sin ganar partidos, me he encontrado bien en pista. No me quejo”.

Pregunta: ¿Qué carrera ha estudiado?
Olga Parres: “Cuando acabé el bachiller estuve dos años sin estudiar. Luego estuve un año largo estudiando algunas asignaturas comunes de enfermería. Pero luego, en el tenis empecé a vivir situaciones que no sabía manejar, sufría en la pista. Llegó un momento y en una conversación con mi prima, que es psicóloga, decidí ir por ahí. Primero para intentar ayudarme a mí y encontrar soluciones a los problemas que me ocurrían y luego, en un futuro, que ya ha empezado con el Máster en psicología deportiva, ayudar a gente que esté en situaciones similares a las mías y poder dedicarme a ello en el futuro. El Máster lo he empezado hace un mes, en enero”.

Pregunta: Un doble objetivo tanto presente como futuro
Olga Parres: “Yo siempre he tenido claro que iba a estudiar. Hubo unos años en los que me dediqué exclusivamente al tenis y creo que no me ayudó. Te creas unas expectativas, tienes unas presiones y el estudiar me dio tranquilidad. Es importante estar unas horas al día sin pensar en tenis. Eso me dio tranquilidad para el futuro, para saber que, si el tenis no salía, tendría mi plan ‘b’. No me importaba tardar más o menos. Quería tener la tranquilidad de saber que cuando dejase el tenis tendría algo que también me gustase. Y, además, me ayudó a mí porque hubo años donde yo sufría dentro de la pista y no era capaz de competir como entrenaba. Y eso te va quemando. A raíz de la carrera, los años y la experiencia, entiendes ciertas cosas. Te tienes que centrar en lo que depende de ti y olvidar lo demás. La carrera me
dio conocimientos para el futuro y también me ayudó a entender cosas en el momento. Hoy pienso que es de lo mejor que pude hacer”.

Pregunta: Empezó a jugar en 2010 y es campeona desde 2013. ¿Cómo ha sido la evolución de su carrera?
Olga Parres: “Ha sido muy grande, sobre todo mentalmente. En lo tenístico también, mejorando y descubriendo cosas según avanzas. Pero mi cambio más grande es mental. Al cambiar lo mental cambié lo tenístico. Antes entrenaba muchas horas, pero no al 100% porque mi cuerpo no me lo permitía. Siempre he intentado entrenar a tope cada día. Pero si entrenaba cuatro o cinco horas, no podía entrenar al 100% todo el rato. Con el tiempo he reducido horas, pero ganado en calidad. Y eso luego, al jugar, lo haces al 100%. Se juega como se entrena. Incluso se juega algo menos por los nervios y la competición. He ganado en calidad mental y tenística. Las dos se han retroalimentado. Ahora disfruto mucho en la pista y disfruto entrenando. Llegó un momento en que mi entrenamiento era monótono. No mejoraba. Acababa el entrenamiento, estaba bien pero no había nada nuevo. Y ahí no has mejorado nada”.

Pregunta: De la evolución de su carrera a la de la especialidad de dobles. ¿Cómo ha cambiado?
Olga Parres: “Los dobles van creciendo. Antes era muy raro ver unos dobles en la televisión. Ahora, sobre todo en Grand Slams, ponen muchos partidos. Cada vez se le da más importancia. Me parece muy visual y a mí me gusta y me divierte mucho, mucho más que el individual. Son cosas distintas. Puedes ser muy bueno en uno y no en otro. Hay conceptos distintos. Los dobles tienen algo más de diversión, juegas con alguien al lado”.

Pregunta: ¿Cuáles cree que son las claves de los dobles?
Olga Parres: “Es muy importante tener una buena compenetración con tu compañero. Tanto personal como en juego. A veces ayuda que los compañeros sean parecidos y otras que sean diferentes, para complementar. Una buena volea es fundamental. También es importante ser capaz de ver lo que necesita cada partido. A niveles mas altos quizás no porque ya conoces al rival. Pero, en niveles menores, a veces te encuentras gente que juega dobles como individual y otros que los juegan como dobles. Según el rival tienes que identificar lo que necesita el partido. Si se cruzan y se mueven, tirar paralelos o globos. En otras ocasiones es crear tú las ocasiones y hacer pensar. La clave es tener una buena compenetración con tu compañera. Y ver y saber que hacen los rivales”.

Pregunta: Ha tenido multitud de compañeras. ¿Cómo las elige?
Olga Parres: “He jugado con muchísimas tenistas. Intento jugar con alguien que conozco. A veces no tengo la opción, pero siempre lo intento. También quiero saber que nos llevamos bien y que vamos a jugar tranquilas. Hay veces que me llevo muy bien con alguien fuera de pista, pero dentro no hacemos buen equipo porque nuestros juegos no se complementan. Intento jugar con gente que nos vamos a ayudar mutuamente. La mayoría de chicas con las que he jugado tengo una muy buena relación y eso facilita todo. Tampoco juego con gente que tenga un nivel superior. Prefiero jugar con gente con una clasificación similar o más baja pero que sepa que las dos vamos a estar cómodas y vamos a ir hasta el final. Hay quien pierde el individual, se olvida de los dobles y se va. Yo siempre voy con los dobles hasta el final, aunque pierda en primera ronda individual. Hay que tener muchas cosas en cuenta”.

Pregunta: Vamos con su palmarés: 35 títulos de dobles y uno individual. Impresionante ¿Se queda con alguno?
Olga Parres: “Siempre te hace ilusión ganar un título. Hay algunos que se te quedan más grabados que otros. Por el sitio, por la semana, por haber jugado muy bien la semana entera… Por ejemplo, la semana de Don Benito (en Badajoz del 19 al 25 de julio de 2021, ganó los dos cuadros consiguiendo el récord de 35 títulos de dobles y su primer trofeo individual), ganando individual y dobles fue una semana redonda. Fue muy especial y la recordaré siempre. No fui muy consciente de nada hasta que terminó. En individual había hecho dos semifinales en mi carrera (en el 10k de Casablanca 2014 y en el 15k de Don Benito 2018) y era la primera final. Entré en una rutina de hacer lo mismo todos los días y no pensar. No fui consciente de nada real hasta que acabó. No dejé a mi cabeza pensar y creo que por eso también me fue tan bien.
Partido, ducha, cena, dormir y vuelta a empezar. No fui consciente de lo que pasó hasta que me levanté al día siguiente. Porque, además, la ceremonia de entrega de premios también tuvo sorpresas que no me esperaba”.

Pregunta: ¿Qué ocurrió?
Olga Parres: “El alcalde de Don Benito (José Luis Quintana) me hizo dos propuestas. Ser la madrina de los V Premios Alabán del Deporte del deporte y que la Pista 4 de la Ciudad Deportiva de Don Benito, que le iban a poner un nombre, sería el mío. Y el pasado 14 de enero se hicieron ambos actos. En la entrega de premios me lo propusieron y cómo iba a decir que no”.

Pregunta: ¿Qué significa Don Benito para usted?
Olga Parres: “Siempre he ido al torneo de Don Benito (ha disputado las ediciones de 2017, 2018, 2019 y 2021). Y siempre que he ido he tenido buenos resultados y me había ido bien, pero hasta ahí (dos títulos y unas semifinales de dobles y un título, unas semifinales y dos cuartos de final individuales). Con el alcalde he hablado bastante porque le encanta el tenis, pero nada más allá. Yo no esperaba nada ni se me pasaba por la cabeza. Ahora sí que tengo un vínculo especial. No por la pista o los premios. Es la ciudad donde tengo mi primer titulo individual y el récord de 35 trofeos de dobles. Ahora más aún. Aún me parece algo irreal tener una pista con mi nombre. Iré a jugar en unos meses y me dirán que entreno en la pista Olga Parrés. Querían hacerme un reconocimiento a nivel deportivo y consideraban que iba a ser
especial para ellos, había hecho historia allí. Y estoy muy agradecida”.

Pregunta: Son 35 títulos dobles, récord en el tenis ITF español. ¿Qué significa para usted?
Olga Parres: “No deja de ser un número, son muchos títulos y he disfrutado cada uno de ellos. Es un reconocimiento al trabajo de estos años. Una especie de recompensa. Quedar grabada en la historia del tenis. Cuando llevaba algo más de 20, por redes sociales me escribieron para decirme que era la tenista española en activo con más ITF de dobles. A raíz de ahí, sin obsesión, pero lo tenía en la mente. Seguía jugando y el haberlo conseguido es un reconocimiento a tantos años de esfuerzo y sacrificio”.

Pregunta: Ahora hablemos sobre la clasificación. ¿Qué atención le presta?
Olga Parres: “No lo miro. Hubo una época en que estaba algo justa en los individuales, que si perdía algunos puntos perdía ranking. Estuve pendiente pero no me gustó nada la sensación ni la presión que te creas. Estar 1200 y no tener ranking siempre vas a jugar las previas. Me creó una presión interna que no me gustó. Y decidí que no merecía la pena. Además, es una consecuencia del trabajo que haces. Es mucho más beneficioso y práctico centrarte en lo que haces en pista y la clasificación ya vendrá. Sí que sé alrededor de dónde estoy, pero ni lo miro todas las semanas ni estoy pendiente. Presto atención a lo que depende de mí y no me creo tensiones o agobios que no veo necesarios”.

Pregunta: ¿Cómo es el día a día en ITF?
Olga Parres: “Todo el mundo sabe que no tiene nada que ver con el tenis top100 WTA y ATP. Cuando llevas tanto tiempo te acostumbras. Cada torneo es diferente y ya se sabe que hay más facilidades o mejores instalaciones según que sitios. Al final te acostumbras y sabes lo que hay. Intentas estar lo más a gusto posible. Es estar pendiente de lo que puedes controlar y lo que depende de ti. Si vas a un torneo donde las pistas están mal o las pelotas para entrenar no tienen letras. No deja de ser tenis profesional. Pagas una cuota y eres profesional. Que sí, estás en unos niveles más bajos, pero tiene que haber unos límites de dónde no se puede bajar. En todos los sitios intentan tratarnos lo mejore que pueden y darnos las mayores facilidades posibles”.

Pregunta: ¿Y cómo ha vivido la pandemia en ITF?
Olga Parres: “Hemos estado mucho tiempo sin torneos porque era complicado reunir a un número de personas de diferentes países en un sitio y con unas medias sanitarias. Era difícil. Ahora ya está volviendo todo a la normalidad con los controles que tenemos que pasar y creo que estamos volviendo a un nivel muy similar a antes de la pandemia. La mayoría de torneos son al aire libre y eso facilita las cosas. Hay espacio y está todo más o menos bien. Ya estamos en niveles parecidos a como estábamos antes de la pandemia”.

Pregunta: ¿En algún momento de sus 12 años de carrera ha llegado a vivir del tenis?
Olga Parres: “No. Estando 300 dobles y 800 de individual no es viable vivir del tenis, ni mucho menos. Hay semanas que salen más a cuenta que otras. Pero para que la semana te salga gratis o saques algo te tiene que salir muy bien, como Don Benito. Viajar cuesta mucho y además comer y el alojamiento. Si la semana no va bien, la mayoría de veces sale perdiendo. Si ganas lo de la semana sin gastos vale, pero con gastos no. Una semana sale a cuenta, pero ya la siguiente no. Hay muchas más semanas que pierdes dinero que las que ganas”.

Con ese panorama, ¿Qué apoyos tiene?
Olga Parres: “El de mis padres. El de mi entrenador. El Instituto Ceutí de Deportes también me da una ayuda y tengo una tienda que me da la ropa y las zapatillas. Se llama SuperSport, lleva acompañándome muchos años y les estoy muy agradecida. Pero nada más. Es la ayuda de mis padres y de mi entrenador. Poco a poco vamos tirando con lo que tenemos”.

Pregunta: ¿Y desde la Federación Española o la Ceutí?
Olga Parres: “La ceutí nos ayuda en lo que puede siempre. La RFET a nivel económico personalmente con ciertas jugadoras no. Lo más importante que hacen es que están subiendo el número de torneos organizados en España. Tener torneos aquí y no tener que salir. E incrementar el nivel de torneos y no tener solo 15k y 25k, este año se suman algunos 60k y 80k y es una ayuda para todas. No tener que salir fuera y que una gran parte del año tener parte del año es una gran ayuda y para todas”.

Pregunta: ¿Qué espera del futuro de la temporada y a largo plazo?
Olga Parres: “Yo no me marco objetivos concretos. Uno de mis ilusiones u objetivos a largo plazo es poder vivir del tenis. Ahora está más cerca en dobles que individual. Seguir en la línea, mejorar cada día. Sigo con mis estudios con el Máster y colaboro con algunos jugadores. No tengo un objetivo concreto especial pero sí avanzar y quien sabe en el futuro vivir del tenis”.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.