General

Laura Monterrubio: “Queremos que los alumnos puedan aprender cosas que les sirvan en su vida”

La directora de la Escuela de Tenis Ondarreta considera vital el trato personalizado y la educación deportiva de los alumnos

La directora de la Escuela de Tenis Ondarreta considera vital el trato personalizado y la educación deportiva de los alumnos

Por Diego Velayos Lorenzo

Tras más de 30 años formando parte del mundo del tenis la directora de la Escuela de Tenis Ondarreta, Laura Monterrubio repasa las claves de la longevidad del club ubicado en Alcorcón (Madrid).

P: ¿Cuántos años llevas relacionada con el mundo del tenis?

R: Llevo relacionada con este deporte desde que tenía cuatro años, y tengo ahora 40. 

P: ¿De dónde te viene tu pasión por este deporte?

R: Todo empezó por mi padre porque a él le gustaba mucho el tenis. Vine a la escuela a entrenar y a jugar con mi padre y vi que en una de las pistas estaban dando clase y le dije a mi padre que yo quería hacer eso. 

P: ¿Cómo vives tu día a día en el club dedicándote a lo que más te gusta?

R: Es un trabajo que como no te apasione y no te guste sería muy complicado de llevar porque son muchas horas. Trabajas prácticamente los siete días de la semana. Y al final nosotros estamos trabajando durante el tiempo libre de la gente y vamos un poco contracorriente a nuestras familias y amigos y al final o te gusta mucho este trabajo o es muy complicado mantenerse a lo largo de los años. Además, se pasa mucho frío y mucho calor y no es tan bonito como se pinta. 

P: ¿Qué objetivos a nivel deportivo tiene la escuela de cara al futuro?

R: Ahora mismo el objetivo es que los equipos que están en competición vayan subiendo porque vamos quemando etapas, todos los años son diferentes y tenemos siempre gente nueva que está empezando y todavía les queda tiempo para poder empezar a competir. Entonces, queremos tener equipos más fuertes y ser más competitivos. 

P: ¿Qué dirías que hace diferente a la Escuela de Tenis Ondarreta de otras?

R: Nuestro trato personalizado. Tenemos siempre un montón de detalles con los alumnos. Intentamos estar siempre encima de ellos. Nos gusta mucho establecer una relación cercana de tú a tú con ellos. Puede que en otros sitios sean números pero nosotros le dedicamos su tiempo y espacio y organizamos actividades muy específicas para cada uno de ellos. 

P: ¿Cómo es el sistema de trabajo de la Escuela de Tenis Ondarreta?

R: Todo el cuerpo técnico llevamos trabajando muchos años juntos y tenemos un sistema de trabajo que hemos ido creando y perfeccionando dependiendo de las necesidades de cada alumno. Nuestro sistema de trabajo está orientado a nuestro trato personalizado hacia el alumno y sus necesidades. Les hacemos un seguimiento desde que empiezan y les vamos dando indicaciones para mejorar física y psicológicamente, o les aconsejamos que tipo de torneos jugar desde que son pequeños hasta que se hacen adultos.

El sistema se va dividiendo en niveles de iniciación, medio, avanzado, competición y perfeccionamiento. 

P: ¿Cómo se adaptan los entrenamientos a los más pequeños?

R: Hacen los mismos golpes que los mayores: saques, voleas y demás movimientos. La diferencia es que lo tenemos adaptado para que se diviertan y lo pasen bien mientras hacen ese tipo de ejercicios, utilizando mucho material y juegos. Al final los niños necesitan divertirse para seguir viniendo a entrenar, pero también queremos que aprendan y evolucionen como el resto de alumnos

Ahora por ejemplo, se han incorporado a la escuela un tipo de alumno que son mujeres adultas y antes no teníamos ese tipo alumno porque pensaban que el tenis era muy complicado y a través de un sistema de entrenamiento en el que se divierten y van aprendiendo se han ido enganchando. 

P:  ¿Cuál es la filosofía de trabajo del club?

R: A nosotros nos define el trabajo personalizado y la evolución. Queremos hacer que los alumnos mejoren y que se diviertan. Nuestra filosofía se basa en trabajar con ellos y conseguir que lo que les enseñamos les pueda servir en su vida. No queremos que las clases sean rutinarias, cada clase es distinta y tiene un método de trabajo específico para conseguir que los alumnos perduren en el tiempo como es el caso de los dos primeros alumnos que tuve, que todavía siguen conmigo. 

P: ¿Qué valores intenta la Escuela de Tenis Ondarreta transmitir a sus alumnos?

R: Con el paso de los años la situación ha cambiado mucho. Ahora todos los niños vienen con su teléfono. Puedes estar dando una clase y cuando toca recoger las pelotas lo primero que hacen es ir a coger el móvil. A nosotros lo que nos toca enseñarles es la educación deportiva, y cuando están aquí deben de seguir unas normas y una estructura. Les enseñamos educación, respeto y fair play. En cuanto entran en pista no admitimos ningún tipo de falta de respeto, y no nos importa tener que hablar con los padres o echarles de la pista. 

Hemos notado mucho también comparando cómo era la situación de los partidos de liga cuando los chavales no tenían móviles y hablaban entre ellos, mientras que ahora se sientan en los bancos con los móviles y no hablan entre ellos. Esta es una de las cosas que queremos mejorar, fomentar que interactúen, hablen y que formen parte de un grupo. Fomentamos el trabajar en grupo y el compañerismo.

P: Además de competiciones de liga contra otros clubes ¿se organizan también torneos internos?

R: Sí, cada dos o tres meses organizamos torneos de todos los niveles. Desde minitenis hasta partidos de competición. Desde los niños que les organizamos sus minipartidos con las pistas reducidas hasta los adultos que han empezado a jugar hace poco. Además, después de los torneos hacemos una entrega de premios e interactuamos unos con otros. 

P: ¿Cómo ha influido la pandemia en el día a día en el club?

R: Ha sido difícil el hecho de adaptarnos a una situación que no conocíamos, lo bueno es que como tuvimos un parón con la cuarentena pudimos tener tiempo para pensarlo. Ha sido muy difícil convertir los grupos de iniciación con ocho alumnos en grupos de seis. El resto de grupos son de cuatro. También ha sido difícil adaptar las distancias y las dinámicas de las clases para hacer que todo sea perfecto manteniendo la separación y usando mascarillas. Fue sobre todo muy complicado durante las primeras semanas a la hora de organizarnos. También el hecho de no poder abrazarnos ni juntarnos ni chocar los cinco con los alumnos, y como decía antes esto nos ha costado mucho porque nos gusta dar un trato personalizado  y cariñoso a los alumnos. No obstante, ahora lo tenemos muy bien estructurado. 

P: Pese a la pandemia ha habido un gran aumento en la popularidad de deportes como el tenis o el pádel ¿se ha notado esto en el club?

R: Se ha notado en general el incremento de la popularidad de los deportes al aire libre. También se suma que en las escuelas de tenis y pádel los grupos son muy reducidos, no como el fútbol que se pueden juntar 14 personas por lo menos. Aunque ahora con la llegada del invierno a la gente le puede costar un poco bajar a entrenar.

P: Para acabar, ¿qué le pides al año 2022?

R: Le pido que se acabe la pandemia y que podamos volver a trabajar más tranquilos y sin tanta preocupación porque al final ahora estamos con los límites de no poder chocar, hay que estar pendientes de no tocar algunas o echarse gel. Y que se involucren y disfruten más la gente que se ha enganchado recientemente al tenis pese a pensar antes que es muy complicado y algunos optan por el pádel antes que el tenis porque lo ven más fácil. Aunque es cierto que es muy técnico, creo que bien enfocado cualquier persona puede practicarlo.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.