GeneralLas 10 de Mentality

#Las10deMentality con Carmen Perea: «El entrenador tiene una faceta importante en la parte mental de los jugadores»

LOGO JPG

 

Carmen Perea es la protagonista de #Las10deMentality de esta semana. Perea analiza el aspecto mental en el tenis desde el punto de vista de la jugadora de tenis que fue y no ha dejado de ser pero también desde el punto de vista de entrenadora y directora de la academia Perea & Sanromá. Para Carmen Perea, » el aspecto mental debe también ser trabajado por los entrenadores» y asegura que «las situaciones complicadas en un partido, son lo bonito del tenis»

¿Cómo te definirías a nivel mental como jugadora?

Casi un 80% cabeza y el resto algo de técnica, físico lo que menos. Lo principal en mí es la cabeza.

¿Qué rutinas de concentración prepartido sueles hacer?

No suelo pensar muchas horas antes del partido. El día anterior no me gusta. Por la mañana ya empiezo a estar bastante concentrada, trato de no distraerme con muchas cosas fuera de mí. Procuro no hablar con mucha gente, intento estar más bien concentrada conmigo misma. No pensar que tengo que jugar un partido. Cuando queda menos procuro estar metida en las rutinas: prepararme, vestirme, ponerme las cosas que necesito, el agua,… Ya entrando algo más en el partido. Pienso un poco también si conozco a la otra jugadora. Pero principalmente me concentro más en lo que yo pueda hacer bien, tratar de luchar, dar el máximo. Y pensar que iré resolviendo las cosas en el partido.

¿Qué haces cuando encuentras una situación complicada en el partido?

Esas situaciones son lo bonito del tenis. Te encuentras un reto donde te tienes que superar, más que ante la otra contigo misma. En un partido siempre hay un momento díficil, inclusive cuando vas ganando bien. Porque siempre hay momentos en que tú bajas un poquito y la otra empieza a jugar mejor. Entonces en esos momentos hay que tener mucha confianza en una misma, seguir haciendo lo que habías pensado que ibas a hacer y no volverte para atrás. Los partidos igualados que he jugado, siempre me ha dado mucho resultado jugar valiente. No pensar mucho, no tener muchas dudas e ir a buscar el punto como pienso que lo tengo que hacer. Esos son los momentos bonitos, es un reto. Una cosa que te hace superarte a ti mismo.

La gente que está arriba en el ranking ya desde jóvenes se les suele ver hechos de cabeza.

Sí, creo que es así. Todo se aprende, todo se trabaja. Pero algunos jugadores y jugadoras tienen algo más, no sé si llamarlo genético, o más facilidad para poderlo aprender. Para tener esa tensión, esa frialdad en los momentos importantes. Desde jóvenes se ve la gente que compite mejor. Pero estoy convencida de que hoy en día se trabaja con la cabeza, los momentos importantes. Y la gente mejora. No estoy de acuerdo con aquellos que dicen ‘es que es muy malo mentalmente’, o ‘compite muy mal’. Yo creo que todo se aprende. Igual que los golpes, creo que con la cabeza pasa igual.

¿Es importante tener profesionales de este campo en los equipos?

Muy importante. Yo siempre he confiado mucho en los psicólogos. Cuando  trabajo siempre he tratado de apoyarme en ellos, aunque aquí en España no sea algo muy habitual. Inclusive siendo entrenadora, creo que es muy importante que lo psicólogos trabajen con los entrenadores. No sólo directamente con el entrenador. Muchas veces el entrenador cuando está solo con el jugador, o trabaja en un grupo muy pequeño, necesita una válvula de escape. Alguien que diga ‘por ahí las cosas no van a ir mejor’. Puede dar alguna ayuda. Se puede trabajar con el entrenador y con el jugador.

¿Cuales son los torneos más duros a nivel mental?

Los de tierra batida, sin lugar a dudas. Diría que Roland Garros. Ahí tienes que ser muy completo de cabeza, de físico, son partidos muy largos, muy duros. Cuanto más juegas en pista dura también ves que los puntos son muy rápidos. Sobre todo en los chicos. Pero diría que los torneos de tierra son los más duros. Tienes que ser un jugador más completo, no te valen dos golpes. Tienes que hacer algo más y tienes que ser mentalmente más fuerte que en tierra.

¿La diferencia entre los más fuertes psicológicamente?

La actitud en los momentos importantes, en que las cosas no salen, en los momentos de tensión. Los jugadores muy, muy buenos en esos momentos sacan lo mejor de sí mismos. Los demás pueden tener alguna duda. Esa actitud siempre positiva, de seguir y seguir. Hay otros que quizá se desaniman un poco, ahí tienen una bajada y entonces pierden el set. Entre los mejores hay algo que en esos momentos se diferencian de los demás. Y es de cabeza. No solamente de golpes.

¿Cuales son los errores más comunes a nivel de cabeza?

Diría que son la actitud cuando las cosas no salen bien. Esa frustración en la que cae la mayoría. Ante los errores. El jugador tiene que aprender a no frustrarse, porque el tenis es un deporte de errores. El que menos falla y el que sabe aceptar los puntos, es el que generalmente gana. Tienes que aceptar siempre. Nadal es un caso muy claro. Si juegas bien todo el mundo está contento. Cuando empiezas a estar más nervioso, fallas,… ahí es donde se diferencian los buenos jugadores. Hay quienes siguen y siguen hasta elevar un poco su nivel hasta cerrar el partido y los que a partir de ahí van bajando. Es aceptar los momentos negativos y malos.

¿En el grupo Perea y Sanroma trabajáis este aspecto?

Trabajamos mucho. Hemos tenido también algún psicólogo. Creo que el entrenador también tiene una faceta muy importante en la parte mental de sus jugadoras. Hacemos mucho el entrenamiento fuera de pista, hablar y hablar con las tenistas para darles esa confianza. Hay muchas cosas que se trabajan fuera de pista que no es solo tirar bolas, hacer cubos, trabajos de control,… Todo el trabajo de hablar, convencer, dar confianza. Especialmente en las chicas ese trabajo invisible que se llama es el que luego puede marcar diferencias. Y en pista debemos trabajar no sólo la parte técnica sino que todo tenga un componente mental. Que todo tenga unos objetivos mentales de mentalización, de visualización, una conversación positiva con las jugadoras.

Si tuvieras que colocar en una escala de importancia el aspecto mental, ¿qué lugar ocuparía?

En el primer lugar. Diría que después la parte física, sobre todo hoy día y en último lugar la técnica y táctica. No quiere decir la menos importante, sino que la cabeza es la que lleva a casi todo lo demás.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.