Home / Blog Coaching Mental / Las 4 actitudes en pista que van a mejorar nuestro rendimiento por Vicente Cuairán

Las 4 actitudes en pista que van a mejorar nuestro rendimiento por Vicente Cuairán

Etimológicamente “actitud” se refiere a la energía o no que desprende una persona. Tener actitud es tener la energía necesaria para llevar a cabo alguna acción, por lo que si desplegamos una buena actitud significará que estaremos teniendo una energía positiva que
nos ayudará a provocar esa acción que queremos llevar a cabo.

Por el contrario, si no tenemos actitud significará que no estamos poniendo la energía necesaria para poder llevar a cabo la acción, por lo que tener una mala actitud significará que estamos teniendo una energía negativa que no nos va a ayudar a provocar la acción que queremos llevar a cabo.

Por lo tanto:

1. BUENA ACTITUD = ENERGÍA PARA PROVOCAR UNA ACCIÓN DESEADA.
Por ejemplo, voy perdiendo 4-2 y me mantengo en calma, conectado e intenso. Con esta actitud estoy provocando la posibilidad de una acción deseada (en este caso, aumentar las probabilidades de remontar el marcador).

2. MALA ACTITUD = ENERGÍA PARA PROVOCAR UNA ACCIÓN NO DESEADA.
Siguiendo el mismo ejemplo, voy perdiendo 4-2 y me enfado, me quejo, me desconecto y me sobrexcito o me paro. Con esta actitud estoy provocando la posibilidad de una acción no deseada (en este caso, aumentar las probabilidades de no remontar el marcador).
¿Y para que quiero yo tener una buena actitud? ¿Qué ventajas va a tener para mí el hecho de tener una correcta actitud?

El primer motivo ya lo hemos dicho, una buena actitud nos va a dar la energía necesaria para poder afrontar las diferentes situaciones que vamos a vivir tanto dentro como fuera de pista, ya sean estas, situaciones a favor o situaciones en contra. (Y especialmente en las situaciones en contra. ¡Cuánto nos ayuda a superar situaciones en contra una buena actitud!)

El segundo motivo por el que deberíamos aprender a mejorar nuestra actitud es que solo desde una actitud adecuada vamos a poder sacar todo nuestro rendimiento. (Tanto el rendimiento presente y futuro.)

Es decir, únicamente si somos capaces de aprender a afrontar las situaciones desde una actitud correcta podremos rendir a nuestro mejor nivel sea cual sea la situación o la dificultad y podremos aprender a mejorar nuestras herramientas para actuar en el futuro con un mayor rendimiento.

Si no hay actitud no hay rendimiento. Métete este mantra en la cabeza. Ejemplo de rendimiento presente: Si me hacen un break y el rival se pone 4/3 arriba, solo estando en calma, conectado e intenso podré desarrollar todo el rendimiento que necesito para poder tener opciones de solventar la situación. Por el contrario, si mi reacción es la de enfadarme, desconectarme o encogerme será mucho más complicado poder solventarlo ya que mi actitud hará mucho más difícil poder rendir a mi mejor nivel.
¡Porque sin actitud no hay rendimiento!

Ejemplo de rendimiento futuro: Si cuando me cambian la empuñadura siento que al principio estoy fallando más, que no me encuentro cómodo y que me está costando, solo desde la calma, la conexión y la intensidad seré capaz de mejorar el desafío que supone ese cambio de empuñadura y para el que tengo que invertir una serie de tiempo hasta alcanzar el rendimiento futuro. Por el contrario, si me enfado, me desconecto o me enfado mi rendimiento se va a dificultar y se va a dilatar mucho más en el tiempo (porque con una mala actitud casi siempre se tarda mucho más en aprender y automatizar las cosas).

¡Porque sin actitud no hay rendimiento!

Así pues, resumiendo:

1. BUENA ACTITUD = ENERGÍA PARA PROVOCAR UNA ACCIÓN DESEADA.
2. BUENA ACTITUD = ES LO QUE NOS PERMITE DESARROLLAR NUESTRO MEJOR RENDIMIENTO (PRESENTE Y FUTURO).
¿Y cuáles son las actitudes que nos van a ayudar a sacar nuestro mejor rendimiento?
En mi opinión son 4, las actitudes que nos van a ayudar a desarrollar niveles óptimos de rendimiento:

  • ACTITUD 1: ANIMARSE. Lo sé, parece obvio, pero hoy en día (y no sé por qué) cuesta más que los jugadores se animen que antes y si lo hacen, hay que ayudarles a que lo hagan de la manera correcta (sin agrandarse).
  • ACTITUD 2: SABER ESTAR EN CALMA. ¡Esta es clave! Es imposible que saquemos nuestro mayor rendimiento si estamos enfadados. Nos puede valer estar enfadado para jugar uno punto, dos puntos, tres puntos… Pero si queremos un promedio de rendimiento óptimo necesitamos aprender a estar en calma cuando llegan las dificultades, los obstáculos o los fallos.
  • ACTITUD 3: APRENDER A ESTAR CONECTADOS. Solo estando conectados con nuestra tarea podremos llevarla a cabo. Nuestra mente va y viene y si no sabemos llevar al momento presente nuestro rendimiento se va a ver afectado de manera negativa. Conectado en lo que quiero hacer ahora. (Otra cosa es que planifiquemos (futuro) o analicemos (pasado))
  • ACTITUD 4: JUGAR CON INTENSIDAD. Si no queremos jugar, entrenar y hacer las cosas con el 100% de lo que tengamos en cada momento luego no podremos esperar rendir a nuestro mejor nivel. Eso no significa que tengamos que hacerlo todo al 100% de nuestro mejor nivel. Habrá días que por lo que sea solo podremos dar el 80%, otros el 60%, sea cual sea tenemos que querer dar el 100% de lo que podamos dar ese día.

Así pues, como hemos visto la actitud es determinante a la hora de poder desarrollar nuestro mejor rendimiento. Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué no estoy rindiendo a mi mejor nivel? Y muchas veces la respuesta esta muy cerca de ti. Muchas veces la respuesta a esa falta de rendimiento se responde con una pregunta ¿Estoy teniendo laactitud correcta?

Vicente Cuairán
Sígueme en: @vicentecuairan y en @adtitanes (twitter, facebook e instagram)
Director de Academia de Titanes – Empresa especializada en el entrenamiento mental
de jugadores de tenis.
www.academiadetitanes.es

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.