Blog Coaching MentalGeneral

La retirada de Barty por Vicente Cuairán

Cuairán aporta en este artículo una nueva visión sobre la retirada de la número uno del mundo

El pasado día 23 de marzo la tenista australiana Ashleigh Barty decidió retirarse de la competición profesional a la edad de 25 años, siendo la número y con tres títulos de Grand Slam a sus espaldas, el último tan solo dos meses después de su retirada.

En mundo tan competitivo como el que estamos no todo el mundo ha comprendido la decisión de la australiana. Pareciera que cuando uno está en la cumbre de su carrera o cuando ha conseguido grandes éxitos no pudiera ser dueña de su destino por una supuesta obligación hacia “terceros” o porque como gana mucho dinero “no tiene el derecho ni a retirarse” ni a decidir qué hacer con su vida.

Barty es una jugadora cuya trayectoria ha sido intachable tanto dentro como fuera de pista. Que se ha dejado todo por dar lo mejor de ella en cada temporada que ha competido y cuya actitud debería ser ejemplo para todos. Solo por eso ya se ha ganado el derecho a hacer y deshacer con su vida y con su tenis lo que le venga en gana sin tener por ello que recibir reproche alguno.

Eso no quita que, lógicamente, la decisión contraria (que es la mayoritaria) de continuar tu carrera cuando estás en ese momento no sea igual de válida. Pero no podemos obviar que hacerlo cuando todo te va bien y cuando estás en la cumbre es una decisión mucho más valiente que cuando estás en un momento en el que la propia competición casi que “te obliga a retirare”.

Ganar y tener más y más títulos es algo que mucha gente persigue y que puede estar bien pero también es igual de destacable la postura de aquellos que prefieren otro tipo de incentivos que no son siempre los de ganar más dinero y más títulos.

La vida está hecha de otras muchas cosas. Y Barty ha entendido que en su vida lo que ahora quería y necesitaba era parar, estar con su familia, disfrutar con los suyos o quizás ser madre. ¿De verdad podemos criticar esta postura?

Tenemos que ser dueños de nuestro camino. Nos cansamos de decirle a la gente que tiene que aprender a decidir sin que le importe lo que piensen los demás y cuando lo hacen nos echamos encima.

A mí me parece un gesto valiente por parte de la australiana, no todo el mundo sabe tener el coraje de parar cuando todo va bien sabiendo la presión que por parte de mucha gente va a suponer.

Así que todo mi apoyo para la australiana.

Que nos sirva de lección a todos. Digan lo que digan y piensen lo que piensen los demás tenemos que saber elegir aquello que nos haga feliz. Porque conseguir la felicidad es el mayor trofeo que podemos conseguir. Ya sea competiendo o decidiendo dejar de hacerlo y quedarnos en casa.

Así que ¡Gracias por el ejemplo Ashleigh!

Vicente Cuairán.
Director de Academia de Titanes

Empresa especializada en el entrenamiento de jugadores de tenis.
www.academiadetitanes.es
@adtitanes / @vicentecuairan

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.