GeneralLas 10 de Mentality

La 10 de Mentality con Vivi Ruano: «Es más fácil pulir la técnica o mejorar físicamente que trabajar la mente»

LOGO JPG

 

Virginia ‘Vivi’ Ruano es la protagonista de #Las10deMentality de esta semana. La seis veces campeona de Roland Garros en la modalidad de dobles es actualmente la directora del Torneo de El Espinar, que este año cumple su treinta edición inaugurando por primera vez en su historia en un cuadro femenino. Ruano habla en esta entrevista sobre el tenis y la mente, desde su experiencia como jugadora. En su opinión, la mente es más difícil de entrenar que la técnica o la preparación física.

1 – Dime una rutina que solieras hacer antes de un partido.

Para concentrarme solía entrar en calor y luego hacía una visualización antes de los partidos para relajarme, ver cómo iba a jugar y tratar de tener claro en la cabeza cómo era el partido de ese día.

2- Más de 850 partidos en dobles. ¿A nivel mental es una especialidad muy distinta al singles? ¿Alguna particularidad?

Tiene la particularidad de que necesitas entender en todo momento a tu compañera, a la persona que está compitiendo a tu lado. Muchas veces necesitas sacarle de un estado mental que por momentos no sea positivo. También lo bueno es que esta situación puede ser a la inversa. Tú puedes no tener un día muy sereno, y tienes una persona que te puede ayudar a superar ese bache. Siempre tienes que tratar de que ambos estén en un estado mental bueno y si una de las dos personas está en un momento bajo, la otra debe tomar responsabilidad y tratar de apoyar y saber cómo sacarle. Eso es lo más difícil. En el dobles tienes que conocer mucho a tu compañera.

3 – Se habla mucho de que Rafa tiene 9 Roland Garros, tú tienes 6 en dobles. ¿Dónde encuentra uno el hambre para seguir queriendo ganar?

Creo que encuentras el hambre en el día a día. En el querer superarte, en buscarte pequeñas metas diarias. Si sólo piensas en ‘otro Roland Garros más’, pues te conformas y en ocasiones no te entran esas ganas. Creo que tiene que ser el trabajo diario, las ganas de superarse a uno mismo e ir partido a partido. Si enfocas todo en el objetivo final, en ocasiones o lo ves muy grande o puedes pensar ‘para qué sufrir tanto si ya lo he conseguido. El primer título sabe distinto. Siempre es increíble. En mi caso el primer Roland Garros fue el primer Grand Slam que pude ganar. Es una satisfacción inmensa, y te dices a ti misma ‘wow, lo que acabo de hacer’. El último me pilló al final de mi carrera. Fue un sabor precioso, porque ya ves que estás terminando tu carrera y vuelves a ganar un Grand Slam. Te sientes muy realizada de una manera diferente. No es lo mismo lograr un éxito con 17 años que hacerlo con 27 o 28.

4 – ¿La diferencia entre los más fuertes, donde el nivel está igualado, puede estar en la cabeza?

Siempre lo he dicho. Creo que la cabeza es un factor determinante en el tenis. Es una lástima que no se trabaje tanto. Se trabaja la preparación física, se trabaja la técnica, pero la cabeza, a la que siempre le damos mucha importancia, la dejamos un poco más de lado. Al final en partidos muy ajustados, siempre se dice que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Muchas veces es la manera de saber controlar los nervios, de saber gestionar los puntos importantes, que es lo que al final determina el ganar o perder.

5 – Tus fortalezas a nivel psicológico.

Era una jugadora muy positiva, muy luchadora, que nunca me venía muy abajo. Los partidos son muy largos, me refiero en el sentido de que te puedes venir abajo pero en seguida lograba ver la parte positiva y volverme a recuperar. Creo que esa es una de las virtudes más importantes que debe tener un jugador. Que los pequeños bajones no sean muy grandes para en seguida volver a estar otra vez mentalmente fuerte.

6 – ¿Qué diferencias a nivel mental había entre la Vivi Ruano que empieza en circuito y la que termina?

Está claro que la experiencia es muy importante y una cambia durante su carrera. Me di cuenta de que la cabeza era muy importante y hubo un momento en que la empecé a trabajar. Empecé a trabajar con psicólogos, empecé a hacer visualizaciones, a buscar un poco de consejo. Esto me ayudó a tener una carrera mucho más larga y al final conseguir esos éxitos.

7 – ¿Consideras clave que haya una persona especializada en el trabajo mental junto al jugador?

Creo que necesitas siempre una pequeña ayuda. Está claro que unos jugadores lo necesitan más que otros. Pero sobre todo necesitas creer que la necesitas. Estar convencido de querer esa ayudar que vas a recibir. Muchas veces te pueden decir ‘esto es importante’, pero si tú no estás convencido no te va a ayudar. Lo importante es ver que necesitas esa mano y encontrar a la persona adecuada, porque no todo el mundo te llega.

8 – Tienes 10 títulos de Grand Slam en dobles femenino. ¿A nivel mental son los escenarios más duros del mundo? ¿Por qué cuesta tanto rendir en ellos?

A nivel mental todos los escenarios son duros. En dobles, en individual, la exigencia es muy grande. A veces da igual jugar por parejas o un encuentro de singles. Tienes que estar mentalmente muy fuerte. En individual estás un poco más sola, obviamente. En dobles siempre te puede echar una mano la compañera. Pero de cabeza tienes que estar igual de preparado. En los Grand Slam todo el mundo va con una ilusión extra y con algo más de presión. Tal vez por eso sean más complicados de ganar.

9 – Rutinas de concentración durante los partidos.

No es que tuviera manías, sino que trabajaba diferentes cosas que luego me ayudaban. Cuando me ponía más nerviosa o no me podía concentrar, pedía la pelota al recogepelotas y la apretaba fuerza, como metiendo ahí todos los nervios, se la devolvía y pedía una nueva como ‘renovada’. Tenía muchas rutinas de esas que me ayudaban en momentos de tensión o en los que estaba muy cerca de ganar y me podía dar un poco de impresión. Son mecanismos que usan todos los jugadores para poder soltar esos nervios y poderte concentrar. El problema es que a veces no pueden volver a enfocarte. Estás ahí metido en la tensión, o en el punto que es importante.Son recursos que a mí me funcionaban bastante bien. Me ayudó bastante, me hacía sentir más tranquila. Tienes que trabajarlo fuera para luego poder ponerlo en práctica. Si no, improvisar estas cosas es complicado.

10 – ¿En una escala, qué importancia crees que tiene el aspecto mental en el tenis?

Una importancia elevada, yo diría que un 8. Considero que la mentalidad es el aspecto más difícil de dominar. Veo más fácil pulir un buen trabajo técnico o la preparación física, que realmente trabajar la mental. La importancia que tiene la cabeza en este deporte para mí es bastante alta.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.