Home / Entrevistas / José Antonio Fernández Abad: «El Chamartín ha pasado de ser un club anticuado a un club moderno, sostenible y con nuevas instalaciones»

José Antonio Fernández Abad: «El Chamartín ha pasado de ser un club anticuado a un club moderno, sostenible y con nuevas instalaciones»

José Antonio Fernández Abad es el presidente del Club de Tenis Chamartín. Está dando los primeros pasos al segundo mandato como presidente de uno de los clubes históricos en Madrid y España. En cartera, tiene un buen número de proyectos que servirán para apuntalar cuatro años de trabajo en el que el Chamartín ha vivido un importante proceso de modernización.

 

Cumple el segundo mandato como presidente del Club de Tenis Chamartín. ¿Cómo valora el trabajo que está haciendo?

Es una experiencia personal junto a todos mis compañeros, increíble e irrepetible. Desde el punto de vista de gestión, por la complejidad que tiene y, desde el punto de vista humano. Nosotros somos un socio más que queremos evolucionar el Club. Es un modelo donde la colaboración es fundamental. donde hay que tener talento y talante. Esa es la disposición que hay que tener.
La Junta ha sido renovada y hemos incorporado nuevas personas. Hemos hecho una transformación de club muy grande. Hemos pasado de un club anticuado y con infraestructuras viejas a un club con nuevas instalaciones, nuevos servicios, mejorando la sostenibilidad, evolucionado digitalmente, reduciendo el consumo de agua y reduciendo la huella de carbono y algo muy importante : el número de socios es siempre el mismo (4.800), pero le hemos dado la vuelta a la pirámide generacional y ahora hemos vuelto a los años sesenta, con gente joven.

¿Cómo afronta los cuatro años que tiene por delante?

Esta labor nos ha dado una experiencia. Tenemos que terminar el plan de ocho años al que nos comprometimos. Hemos puesto los mimbres para esta segunda etapa. Hemos hecho un cambio de infraestructuras y de servicios. Nos queda hacer la siguiente fase de renovación en las infraestructuras. Nos quedan por hacer los cambios organizativos para gestionar el club de forma eficaz y eficiente. Soy ingeniero y por tanto con una mente muy cuadriculada, pero estos años he descubierto mucho del lado humano en el que una realidad puede ser interpretada de diferentes formas. Y cuando eso se suma a 4800 personas, es muy complejo.

¿Cómo se gestiona un transanlántico como es el Club de Tenis Chamartín?

Es una buena comparación. Y ¿qué tiene un transalantico? Además de navegar, tiene muchísimos servicios y todo eso es muy complicado y eso lo hemos aprendido como Junta. Hay que tocar todos los palos, desde recursos humanos a suministros o temas tan interesantes como el tema de la sostenibilidad. Poner todo eso a jugar a la vez, obliga a un aprendizaje muy importante. Para cuadrar todo esto, es muy importante el talante. Todos tenemos que tener un motor común y en este caso, hacer que la institución avance por el beneficio de todos y el orgullo de pertenencia de este club.

La política para potenciar la sostenibilidad del Club está siendo una de las claves del trabajo de su Junta. ¿Cuáles son los planes en ese sentido?

Tenemos un compromiso con el planeta. Nosotros queremos ayudar para que haya estabilidad y eso pasa porque haya un buen proyecto de Eficiencia Energética para disminuir la huella de carbón. Hemos cambiando la iluminación del club, reducido el consumo eléctrico en hornos, lavadoras….apostado por la reducción del consumo de agua. Vamos a poner en marcha una granja solar para reducir aún más el consumo; aprovechar el agua de nuestras duchas para utilizarlas en el riego. Esto es una aventura.

¿Cómo se han mejorado las infraestructuras de tenis?

Es una de nuestras disciplinas más importantes, pero no la única. Han crecido mucho el padel, la natación y el fitness. Las nuevas generaciones, no demandan solo tenis. A las nuevas familias que vienen, les tenemos que ofrecer los servicios que demandan sin dejar de ser un club de tenis. También estamos apostando por el servicio de restauración, que tiene que ser exitoso. La usabilidad que tenemos de nuestras pistas de tenis, es altísima. Están funcionando de forma constante. La misma tendencia, la vamos a lograr en otras disciplinas. En las pistas de tenis, tenemos un plan de renovación permanente de las pistas de tierra, vamos a dotar a las canchas duras de las últimas tecnologías; vamos a seguir con nuestra fase dos en pádel con la puesta en marcha de una pista panorámica. Hemos renovado toda la plataforma de piscinas de verano y durante el invierno, las cubrimos y hemos ganado un espacio para hacer fitness al aire libre. Le hemos ganado 1000 metros cuadrados en el centro de Madrid y vamos a seguir preparando superficies en la segunda fase.

¿Ha salido el Club reforzado de la Pandemia?

Sin ninguna duda. Hemos salido reforzados. La Pandemia ha sido un periodo muy duro y hemos implantado medidas muy duras para garantizar la seguridad de todos. Hemos tenido todo el apoyo de los socios para seguir modernizando el club. Fuimos de los primeros en abrir tras el estado de alarma y tras Filomena.

El Chamartín fue el primer Club en ver lo que se venía encima con la Pandemia. Fuisteis los primeros en suspender un ATP Challenger. Con el paso del tiempo, se demostró que aquello fue una decisión acertada. ¿Se recuperará el torneo?

Vamos a constituir en septiembre una comisión interna donde volveremos a programar todos los eventos y en esa reunión, volveremos a hablar de todo ello. De momento, desde que hemos recuperado la actividad, hemos puesto en marcha muchas competiciones y con éxitos muy importantes de los que estamos orgullosos.
Suspendimos el ATP Challenger y fuimos los primeros en hacerlo. Fue muy duro y lo hicimos para proteger la salud de nuestros socios. Fue un acierto en un momento muy difícil.

¿Cómo se compagina la filosofía de club social y club de competición?

Es una filosofía que queremos mantener y hacerlo, además, con un foco especial puesto en los jóvenes. Lo queremos seguir promocionando. Es cierto que el mundo del tenis ha cambiado un poco. Ahora los chavales son más autónomos. El sentido de pertenencia a los clubes ha cambiado con respecto a los setenta y los ochenta. Nosotros nos tenemos que adaptar y hay que conjugar el sentido de pertenencia al club con el desarrollo profesional de un joven tenista. Hemos aumentado el número de becas y el presupuesto a los jóvenes, pero siempre con las limitaciones que tenemos como infraestructura.

¿Cómo imagina el futuro?

Muy optimista. Financieramente es muy sólido. Deportivamente, renovados. Las infraestructuras son top. Hasta nuestra acción como título está creciendo de valor

 

Vídeo.

 

Así es el Club de Tenis Chamartín

 

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.