EntrevistasGeneral

Jaime Fernández, profesor Universidad Miguel Hernández y doctor Ciencias del Deporte: «En niños, entrenar más de 16 horas semana aumenta los riesgos de lesión grave»

Jaime Fernández es una de las referencias del mundo del deporte y la preparación física en España. Dueño de un currículum espectacular ( es doctor en Ciencias del Deporte, profesor de la Universidad Miguel Hernández de Elche, preparador físico de jugadores que han estado en el Top 100 de la ATP, WTA, además de colaborador del Area de Docencia de la RFET o autor de libros sobre preparación física, entre otras muchas) reflexiona en esta entrevista sobre la preparación física en el mundo de la base, un segmento de edad sometido a presiones que pueden llegar a afectar no sólo a su rendimiento futuro sino también al desarrollo personal de los chavales. Fernández, además, publicará este viernes un extra sobre ‘Preparación física en el tenis base’ que será distribuido en exclusiva para los miembros del Club Premium de Industria del Tenis.

 

En sus trabajos habla de dos conceptos clave en el entrenamiento de chicos y chicas en edad de formación:  intensidad y volumen y junto a ellos, añade una adevertencia: Alarma justificada. ¿Por qué?

Más que la intensidad, que es un parámetro que los niños aplican a todo lo que hacen porque todo lo que hacen en su día a día  es intenso, empezando por un recreo, donde no paran de correr. El problema es el volumen, especialmente en esas edades, que están etapa de crecimiento y sus estructuras están en desarrollo. En el tenis hay mucho  impacto. Es un deporte  con un lado hábil; estamos hablando de  un deporte unilateral, se cargan ciertas estructuras y eso lleva a problemas. Con 14 años, el niño no está desarrollado y se ven volúmenes de entreno de más de 16 horas a la semana  y eso implica que por encima de esas horas, el riesgo de lesión se incrementa.

¿Riesgo de lesión y cosas más graves?

Cosas graves que una lesión importante como una fractura por estrés no me la imagino a nivel de lesión pero también está la sobrecarga a nivel psicológico, de terminar quemado y eso es un riesgo enorme. ¿Qué se pretende hacer con esa niña o niño cuando tengan 18 años?. En el actual Top 50 la media de edad es de  26 y 28 años para mujeres y hombres. Lo que nos da la idea de que para crear un deportista de alto nivel,  deberíamos empezar con un entrenamiento sistemáticamente ‘serio’ con 16 y 18 años.

¿Estamos, por tanto, en lo que es el entrenamiento de tenis en edades de formación pecando de un problema de ambición por parte de entrenadores, familiares…?

El ejemplo más claro es Les Peyit As, a nivel de marketing se busca ya rendimeinto a nivel económico. Los representatnes están en ese torneo como si fuera la final del Grand Slam. Se hacen contratos blindados. Hay ejemplos a la orden del día, con grandes mutinacionales participando en el circo. Me parece una barbaridad. Se está desnaturalizando el proceso de desarrollo del propio niño. Hay que jugar y aprender no jugar como un profesional. Hay un falta de formación por parte de entrenadores, padres, preparadores físicos. Falta formación continúa. La gente se piensa que da un curso de entrenador y soy el mejor entrenador del mundo. Y eso es un grave error. Ahí tenemos un grave problema.

Si se están trasladando los mecanismos del mundo profesional al tenis de base; ¿qué soluciones se pueden aportar?

Es un tema complejo porque no depende de una persona o grupo de personas sino que depende de estructuras, marcas, patrocinios…los casos más sonoros en nuestro país es el de los Futures. Tenemos un calendario en España donde no hay torneos juniors pero todas las semanas se juegan Futures. Hay un salto en el  que al niño y la niña pasa directamente de la la etapa junior a jugar torneos profesionales. Es una barbaridad. No tengo la solución para esto. Hay que tratarlo en los altos niveles, buscando acuerdos. En el caso de Alemania, que conozco bien, en edades de formación se hacen dos grandes bloques al año en los que hay de ocho a diez semanas de parón en el que el niño por imperativo federativo debe parar; las ayudas para ir torneos se cortan. Se les obligan a ese periodo a reestructurar  el entrenamiento y a que los chavales entrenen para formarse. Hay limitar el problema que genera que haya que competir todas las semanas.

¿Cómo deben ser los entrenamientos en la etapa de desarrollo del jugador?

El entrenamiento va en función del desarrollo. Esto no deja de ser un proceso que es fisiológico. En los niños, el cerebro tarda 15 años en desarrollarse plenamente y el cuerpo, igual. Habría que empezar a’entrenar para mejorar’. Estamos hablando en edades que van desde los 12 en las niñas y los 14 de media en los niños. Sería a partir de esas edades cuando podríamos empezar a trabajar cualidades de manera intensiva, dos tres días preparación fiscia específica. Antes de eso, todo debería ser juego, hacer deporte, aprender fundamentos y basarnos en el juego, cualidades coordinativas, equilibrio, ritmo….que es lo que va a marcar el desarrollo del deportista.

¿Es un mal endémico?

Es un mal endémico. El problema no es el tenis sino cómo está estructurado esto. El tenis es un deporte que está muy profesionalizado. El entorno es muy amateur pero con jugadores muy profesionales. Pongo el ejemplo del entrenador del fútbol. Que es un deporte muy criticado pero del que deberíamos aprender cosas. Un entrenador de fútbol no se sienta si no está titulado pero en el tenis eso no ocurre. Puedes ser entrenador florero, sin formación alguna. En el tenis hay mucha gente que piensa que la formación no tiene ninguna importancia. 

¿Esta dinámica de demasiada presión en el tenis de base unido a un entrenamiento mal entendido puede llevar a que en el tenis español estemos ante una generación perdida?

Yo creo que al final en España son ciclos. Hemos vivido mucho tiempo de que antes, en las academias había 200 niños y ahora hay 50 y, a pesar de ello,  se sigue trabajando igual. No hay un plan en el tenis español. Las federacones van por un lado, los clubes por otro, las academias por otro. Vamos a vivir de talentos pero podemos perder una gran oportunidad. Si analizas el ranking junior, la realidad es la que es y dentro de ese ranking ver qué excepciones hay. Pero, qué queremos: talentos o queremos tener grupos de jugadores potentes que no tienen que estar Top 5 pero sí un grupo como el que están formando los australianos, que están trabajando la base muy bien. Se ve que han aprendido la lección. No vamos por buen camino.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.