GeneralOpinión

Gracias España, gracias Feli por Alejandro Pérez

Este pasado domingo, el equipo español de Copa Davis se despidió de la defensa del título tras caer en el tercer set del punto de dobles ante la Rusia de Medvedev (#3) y Rublev (#5).

Un set (dos juegos) es lo que ha separado al equipo de Bruguera de los cuartos de final. De ser primera de grupo a ser la tercera mejor segunda y quedarse fuera.

La carrera ha sido tan ajustada que, por ejemplo, de haber ganado ese tercer set, España habría pasado como primera y Rusia como segunda mejor segunda. Las tres serías que se decidieron en el turno de tarde del domingo dependían entre sí para decidir los cuartofinalistas. Eso es lo que trae de novedad esta nueva Copa Davis.

El agradecimiento al equipo es infinito. Con la conocida baja de Nadal y las ausencias de última hora de Bautista (lesión) y Alcaraz (COVID-19) la escuadra se presentó en el Madrid Arena en cuadro.

De todos ellos el agradecimiento es casi un poquito más grande para Feliciano López. Con 40 años cumplidos, el tenista toledano ha terminado la 25ª temporada profesional de su carrera ganando dos partidos individuales de Copa Davis y uno de ellos ante el #5 del mundo. Chapó.

El toledano, que disputa el circuito profesional desde 1997, ha adquirido un mayor papel protagonista del inicialmente previsto debido a las bajas de Roberto Bautista y Carlos Alcaraz para acabar ganando al número cinco del mundo (Rublev) y permitir a España pelear en los dobles por entrar en cuartos de final. Se han quedado a dos juegos.

En 2018, Feliciano López ejerció como director adjunto del Mutua Madrid Open. Era el paso previo a sustituir a Manolo Santana como director del torneo en 2019. Con 37 y 38 años (cumple años en septiembre), Feliciano comenzaba a dar pasos para el después. Ese 2018 fue su última participación en el torneo como jugador.

En 2019 (27 partidos), 2020 (17) y 2021 (29) progresa, poco a poco, hacia lo que vendrá dentro de cada vez menos tiempo: la retirada definitiva. Pero hasta que ese momento llegue, Feliciano va a acabar jugando su 25ª temporada profesional defendiendo a España en la Copa Davis en Madrid. Sin ser favorito. Sin tener nada que demostrar. Amor, pasión y compromiso por el tenis.

En su carrera, incluyendo estas Finales 2021 son 29 convocatorias y 31 series jugadas. Resulta paradójico que esta semana ha dado dos triunfos individuales a España siendo los dobles su especialidad.

El tenista castellano-manchego ha conquistado siete títulos profesionales ATP (en 18 finales) y ha ganado cinco Copa Davis. Es un palmarés extraño. Cuando decida colgar la raqueta de forma definitiva en su expediente se incluirá haber llegado al 12º del mundo, haber ganado más de 500 partidos y jugado quizás más de 1000 (lleva 976), haber jugado 18 finales ATP y ganado 11 (de los cuáles dos 500) y haber sido pentacampeón de Copa Davis.

Algunos de los grandes nombres en la historia del tenis como Federer, Djokovic, Murray, Lendl o Borg cuentan con una Ensaladera. Sampras tiene dos. Y en esa lista está Feliciano con cinco.

Durante este 2021 y en esta Copa Davis, el tenista ha repetido por activa y por pasiva que su retirada será cuando no vea que pueda mantener el nivel mínimo. Empezará 2022 e irá casi torneo a torneo. Mantiene el récord de más Grand Slams disputados de forma consecutiva (78) y en Melbourne puede ponerlo en 79. No seguirá jugando a cualquier precio. No estará toda la temporada disputando torneos Challengers.

Este año 2021 que aún atraviesa una buena resaca por la pandemia, Feliciano ha disputado 21 torneos ATP y cuatro Challenger. De los cuatro, tres han sido a final de temporada. El cuarto fue en julio en Segovia, torneo del que es campeón (2009) y que este año ha disputado una de sus ediciones más emotivas: la primera tras el fallecimiento de su fundador Pedro Muñoz Asenjo y la primera tras la suspensión de 2020 por la pandemia.

Como suele ser habitual, hasta que no decida colgar la raqueta definitivamente no seremos realmente conscientes de la figura de Feliciano y de su papel en el tenis español. Y sus dos actuaciones individuales en la fase de grupos de las Finales de la Copa Davis (6-3 6-3 a Roberto Quiroz y 2-6 6-3 6-4 a Andrey Rublev) son para enmarcar, grabar y poner en las escuelas de tenis como ejemplo de compromiso y pasión por un deporte.

La Copa Davis, aún en este nuevo formato, es una competición diferente. Hasta el año 2018 era el único momento del año en que un tenista competía con un equipo por su país (en 2019 la ATP se inventó la ATP Cup para tener ‘su’ Mundial). Y en ese ambiente, en esa atmósfera jugando para tu país, Feliciano se transforma hasta convertirse en pentacampeón. Gracias por tanto, Feli.

España deberá pasar por la fase de clasificación para estar en las Finales 2022… A menos que reciba la invitación por parte de la organización.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.