Home / General / El Tenis, una evaluación continua por Enrique Cepa, director técnico CT Balbín

El Tenis, una evaluación continua por Enrique Cepa, director técnico CT Balbín

Enrique Cepa es director técnico del Club de Tenis Balbín, en Asturias. Debuta como columnista de industriadeltenis.com con un artículo en el que aporta su visión de cómo debe ser la enseñanza en el tenis base. 

 

Es bien sabido que vivimos en una sociedad donde prima el “todo rápido” y lo inmediato y donde nuestro entorno nos compara permanentemente y nos exige
resultados. En el tenis, pasa exactamente lo mismo: en función de nuestros resultamos, tenemos mejor o peor ranking o somos considerados mejores o peores jugadores.

En mi opinión, la presión a la que se ven sometidos muchos de nuestros chicos, es excesiva. Hace unos días, se me acercó el padre de un niño al final de una de las sesiones de entrenamiento para decirme que veía a su hijo entrenar muy bien, muy centrado y tranquilo, pero que luego en los partidos su actitud cambiaba significativamente, pasando a jugar con excesiva agresividad, precipitación y ansiedad.

Siguió comentándome aspectos del comportamiento del niño en los partidos y me hizo una comparación con los estudios que me dio pie a hacer la siguiente
reflexión.

Para este padre, los partidos de su hijo eran como exámenes. Es decir, el niño entrenaba toda la semana y en el fin de semana se examinaba; cada partido era un examen final para el niño. Fue en ese momento, cuando me di cuenta del problema y lo entendí todo.

Mi reflexión de todo esto y la explicación que yo le di al padre del niño, es que mi forma de ver y entender mi actividad y mi trabajo es completamente distinta.
El desarrollo y la planificación de mis sesiones de entrenamiento, dependiendo de la época del año son, en sí mismas, una evaluación continua. Tengo fama de ser un profe exigente y que meto “caña”, y en cierta manera pienso que es cierto.

Exijo mucha intensidad, mucho esfuerzo por parte de los jugadores y una alta implicación. Para mí, la actitud y el compromiso diario son condiciones innegociables. En cada entreno nos examinamos. Se hacen permanentemente correcciones tácticas y técnicas interrumpiendo, si es necesario, un determinado ejercicio, para analizar entre todos la ejecución del golpe, la trayectoria de la bola, etc. Cuando aparece un error o fallo, mis jugadores saben que debenbuscar soluciones en positivo para intentar no volver a repetirlo. Dicho de otra manera; intento que mis jugadores estén permanentemente concentrados y focalizados en el rendimiento y no en el resultado.

Los partidos no son exámenes ni guerras que debemos librar. Un partido de tenis (así lo veo yo) es un premio, una recompensa al trabajo, al sacrificio y al esfuerzo diario en la pista.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.