EntrevistasGeneral

Doctor Fernando de la Guía : «El deporte debe ser básico en nuestra vida pero practicado con control»

Cada día nos encontramos más gente corriendo, jugando al tenis, al pádel, saliendo con amigos en bicicleta, haciendo senderismo, en definitiva, haciendo deporte. Pero, ¿estamos preparados para hacer deporte sin un control médico previo? En esta entrevista, el dorctor Fernando de la Guía, especialista en Cardiología, Jefe del Instituto Cardiológico Marina Alta (ICMA) y del servicio de Cardiología del Hospital Marina Baixa(Alicante), que además es el responsable de la Rehabilitación Cardiaca y Cardiología Deportiva de la nueva Unidad de Rehabilitación Marina Alta (REMA), situada en la ciudad de Dénia (Alicante), responde a esa pregunta al tiempo que aborda  otros temas de interés en el campo de la medicina deportiva.

¿El deporte es beneficioso para nuestra salud?

Claro que es beneficioso. El ejercicio contribuye a mejorar nuestro estado mental, nuestra autoestima y memoria, obtenemos sensaciones positivas, vemos la vida con más optimismo. Y por supuesto produce beneficios en diferentes enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, la osteoporosis. Se ha comprobado que la actividad física mejora la digestión, regula el ritmo intestinal, fortalece músculos y huesos, mejora los niveles del colesterol, e incluso el sueño. Además, recientemente se ha publicado que el ejercicio aumenta la esperanza de vida. Es decir, es muy aconsejable realizar ejercicio, pero siempre controlado.

Cuando acude a su consulta un deportista, ¿qué aconseja  en REMA y en ICMA?:

Lo que aconsejo en primer lugar es CONTROL (con mayúsculas). Es muy triste que acudan a la consulta comentándote alguna noticia sobre una muerte súbita de un deportista mientras practicaba ejercicio. La mayoría de estos casos se podría haber evitado si se hubiese realizado previamente un correcto diagnóstico del problema de corazón subyacente. Y aquí es donde la cardiología deportiva tiene un papel esencial en la detección de enfermedades del corazón que pueden suponer un riesgo para la práctica del deporte. En REMA analizamos cual es la adaptación del corazón a la práctica continuada e intensiva de ejercicio físico.

¿Cuáles son los pasos que hacen  en REMA con los deportistas que acuden por primera vez?:

Lo primero que tengo que decir es que REMA cuenta con un grupo muy completo de especialistas, tanto traumatólogos, médicos rehabilitadores y de familia, fisioterapéutas, neurólogos y, por supuesto cardiólogos que hacemos un trabajo multidisciplinar, es decir, somos un equipo. Nosotros estamos realizando pruebas para prevenir aquellos trastornos del ritmo cardiaco, que pueden ocasionar problemas como la muerte súbita. Realizamos una valoración cardiológica integral, donde evaluamos el riesgo cardiológico para la práctica segura de la actividad deportiva. Comenzamos con una detallada entrevista clínica, una “anamnesis” con cuestiones relacionadas con antecedentes familiares y personales, síntomas y signos que nos pueden poner en alerta. A continuación un examen físico exhaustivo, toma de tensión arterial y pulsos, auscultación, todo ello acompañado de un análisis de sangre completo; y finalmente pasamos a realizar las diferentes pruebas complementarias.

¿Cuáles son estas pruebas complementarias?

Empezamos con la más básica, pero a la vez no menos importante. Un electrocardiograma (ECG). Es triste conocer que en muchos colegios, grupos deportivos, asociaciones de atletas, etc, la gente está haciendo deporte sin haberse realizado previamente un ECG. Con esta prueba podemos detectar la existencia de enfermedades que pueden provocar una muerte súbita. A continuación, hacemos un ecocardiograma transtorácico, con el que estaremos viendo el funcionamiento del corazón, las válvulas cardiacas, los grandes vasos como la aorta; el ecocardio es sin duda una herramienta imprescindible para estudiar a un deportista, y nosotros contamos con equipos de última generación. Posteriormente realizamos una prueba de esfuerzo que la combinamos con un estudio espirométrico (ergo-espirometría). Empleamos un analizador de gases portátil, que nos proporciona todos los valores de oxígeno consumido y dióxido de carbono producido por nuestro organismo durante la realización de un ejercicio físico. De este análisis, obtenemos los umbrales ventilatorios, tanto el aeróbico, como el anaeróbico. Es decir, un estudio muy completo.

¿Dónde realizan estas pruebas?

REMA está ubicada en Dénia (Alicante), en el Polígono San Carlos, y su página web es www.remasalud.com. Tengo que resaltar que estas pruebas son indoloras y las estamos realizando en una misma instalación, sin necesidad de desplazarse de un sitio a otro, y todo ello bajo la supervisión de personal ampliamente experimentado. Estamos empleando cicloergómetros y tapiz de cinta contínua.

Una pregunta que puede generar polémica: ¿Qué hay de cierto de que el deporte excesivo puede provocar problemas en el corazón?:

Aquí hay que puntualizar para no confundir. La actividad deportiva induce una serie de cambios en nuestro corazón, en relación con el tipo, duración e intensidad del entrenamiento, así como con los años de práctica deportiva. Todos sabemos que las personas que hacen ejercicio físico de forma regular tienen el pulso más bajo que las personas sedentarias de la misma edad. Ahora bien, hay estudios que han demostrado que la práctica de deporte de resistencia de alta intensidad se asocia con un incremento del riesgo de padecer arritmias. Los deportistas de resistencia (maratón, ciclismo, escalada, etc.) de edad media parecen presentar un riesgo mayor a padecer fibrilación auricular. Pero debo insistir que la actividad física moderada es beneficiosa en la prevención de enfermedades del corazón y del sistema circulatorio.

¿Y por qué se producen estas arritmias?:

Se producen porque estos deportistas tienen un incremento del tono simpático/parasimpático, asociado a mayor inflamación y daño en la musculatura del corazón, así como un agrandamiento de las aurículas (una de las cavidades del corazón) junto a fibrosis. Hay estudios que demuestran una asociación entre el número de horas acumuladas de ejercicio y actividad física de intensidad moderada/alta y la aparición de la fibrilación auricular, que es la arritmia más habitual en estos deportistas. Pero hay que subrayar que el deporte no es un factor arritmógeno, es decir, no predispone a padecer arritmias. Los cardiólogos sugerimos cautela, yo siempre digo que los extremos no son buenos, ni el sedentarismo ni el esfuerzo intensivo, porque si el ejercicio se practica de manera intensa y prolongada, los beneficios que podemos obtener pueden verse contrarrestados por el aumento de riesgo de arritmias.

¿Y cómo se pueden solucionar estas arritmias, como por ejemplo la fibrilación auricular?:

Primero habría que diferenciar aquellos deportistas que ya tienen de forma habitual estas arritmias. En ellos, aconsejamos inicialmente el cese de la actividad física, y esto es muy duro de decir, pero es necesario, porque se ha visto que disminuimos el número de crisis de arritmias. Si no se solucionan, deberíamos plantear tratamiento con medicinas. Y si persisten los síntomas a pesar del uso de medicamentos, tenemos hoy en día la posibilidad de realizar una técnica conocida como “ablación de venas pulmonares”, que ofrece resultados muy prometedores.

¿ A quienes recomiendan hacer estos reconocimientos cardiológicos:

R: En REMA lo recomendamos a todas las personas que empiecen a hacer deporte por primera vez. También a aquellos que ya padecen un problema de salud (hipertensión, diabetes, etc) . Vamos a darles consejos individualizados y personalizados sobre que tipo de ejercicio pueden realizar, hacerles ver que beneficios tiene el deporte sobre ellos. Por supuesto hacemos hincapié en los chavales, porque es un aspecto mucho más sensible, no nos gustan noticias de problemas en los niños, y hay enfermedades congénitas que diagnosticadas precozmente pueden evitar problemas posteriores. Y sobretodo a aquellas personas que hacen deporte de forma habitual: juegan al tenis, salen a correr 5-10 km, carreras populares o maratones, cogen la bicicleta los fines de semana ó 3-4 veces a la semana, nadan o hacen aqua-gym, les gusta el fútbol o el baloncesto y lo practican de forma regular, en definitiva, deportistas no-profesionales. Es muy recomendable realizar una valoración cardiológica antes y durante la práctica deportiva. En REMA nuestro objetivo es realizar un control siempre que se comience una actividad deportiva y mientras se practique dicha actividad deben tener un control anual como mínimo.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.