GeneralPlayers

Djokovic la (No) vacuna y el lío del año

Alejandro Pérez pone en contexto la gran polémica del año

Por Alejandro Pérez

El 2022 tenístico ha empezado con una intensidad desmedida. Los primeros titulares no han venido provocados por los primeros campeones (y ha habido cinco diferentes). La primera noticia ha sido, es y seguirá siendo Novak Djokovic y su entrada rechazada en Australia por no haberse vacunado contra la COVID-19.

Australia, como cualquier país soberano, tiene una serie de exigencias para quien quiera cruzar sus fronteras. Lo normal en cualquier país. Y uno de esas exigencias o requisitos es presentar la pauta completa de vacunación. Si no estás vacunado, no puedes entrar. Existen algunas excepciones, debidamente documentadas y justificadas. Entre ellas, padecer alguna enfermedad incompatible con la vacuna o haber pasado el virus previamente en unos plazos determinados que impiden recibir la vacuna completa.

El pasado 4 de enero, Djokovic anunciaba en sus redes sociales que viajaba a Australia para el comienzo de la temporada y la defensa de su título. Viajaba con una exención médica. Poco después, Tennis Australia, la organizadora del Abierto de Australia, añadía otro comunicado explicando la situación del serbio: recibidas las correspondientes alegaciones, un comité médico experto le confirmaba la exención solicitada.

Aterrizado en Melbourne, Djokovic fue retenido por las autoridades fronterizas al encontrar irregularidades en su documentación. Más de seis horas aislado e incomunicado mientras se comprobaban sus documentos y si cumplía las exigencias del país en el que pretendía entrar para poder acceder. Le denegaron la entrada y sus abogados consiguieron retrasar hasta este lunes su deportación definitiva del país.

Y desde entonces, se han sucedido rumores, declaraciones, hechos desconocidos hasta ahora y todas las partes implicadas echando balones fuera: el torneo, las autoridades locales y el entorno de Djokovic.

Vamos con lo esencial: si un país exige una vacunación completa para entrar y no lo cumples, no entras. Es sencillo. Si no demuestras cumplir alguna de las excepciones existentes, no entras. Y eso es independiente de quien seas. A partir de aquí, lo demás es rodeo, propaganda y lucha de poderes (porque esto va mucho más allá de jugar un torneo de tenis).

Hablamos de una organización (Tennis Australia) de tanta relevancia en el país australiano que resulta sorprendente que no conozca de forma exhaustiva los requisitos y recovecos existentes para que todos los participantes en el Abierto de Australia entren en el país. Sorprendente por no decir imposible.

Y hablamos del principal candidato a todo en el torneo (Novak Djokovic) cuyos recursos e influencia dan de sobra para conocer cada pequeño detalle necesario para entrar en Australia. Un visado erróneo o no justificar correctamente la razón para entrar sin la pauta completa de la vacunación y poder disputar el torneo.

Djokovic y su equipo conocían (al igual que el resto de tenistas) las exigencias para entrar en Australia. Querer vacunarse o no es una decisión personal y no se le puede obligar. Pero, por esa misma regla de tres, si no quieres vacunarte y un país te exige la vacunación para poder entrar, no puedes entrar. Causas, actos y consecuencias. Decisiones y efectos de las mismas.

En estos días de espera, el entorno de Djokovic se ha comportado de la forma completamente opuesta a lo que se puede esperar en una situación así. Libertad, prisionero, el mejor del mundo, comparaciones con Dios, concentraciones, protestas o que debe ser juzgado bajo la ley del amor y el respeto han protagonizado algunas de sus declaraciones.

El objetivo de Djokovic (de sus abogados) es demostrar porqué no puede vacunarse. Dejando de lado que no lo quiere hacer, hay que demostrar una razón médica (el «no quiero», evidentemente, no es válido).

Durante estos días de ‘proceso’ se ha conocido que el pasado 16 e diciembre Djokovic se sometió a una PCR que resultó positiva. Motivo para no tener la pauta completa. Pero hay dos fallos: primero, que la fecha límite para presentar alegaciones por Tennis Australia acababa el 10 e diciembre. Segunda, ¿Djokovic planeaba basar su defensa de la exención en un positivo apenas un mes antes del torneo? Es difícil de creer. ¿De haber dado negativo se habría vacunado puedo que no tenía excusas?

Para rematar el despropósito, una vez conocida esa PCR del 16, han aparecido imágenes de diferentes actos del serbio entre el 15 y el 17 de diciembre. Sin distancia ni mascarilla.

No sabemos (y no sabremos) quien ha metido la pata. Si Tennis Australia al dar por supuesta la exención creyéndose por encima de las leyes transfronterizas de Australia o el propio tenista y su entorno dando por sentado principios que no eran tales. ¿Djokovic viajaría a Australia sin tener la certeza de entrar? Pues probablemente no, pero quién sabe si le dieron una garantía que no era tal.

Una no vacuna, un lío a tres bandas y un proceso con muchas más sombras que luces. Y de fondo, una pandemia que ha provocado muerte y graves enfermedades a lo largo y ancho del mundo. Y nadie puede estar por encima de eso.

PD: todo el lío se ha ría evitado con la solución que ha empleado más del 90% del circuito: una vacuna. Parece mentira con la que se ha liado, pero es así de sencillo. Las vacunas salvan vidas.

Este lunes se presuponía el fin del culebrón. Nada más lejos de la realidad. El juez encargado del caso ha decretado acabar con la retención a Djokovic. No porque cumpla con los requisitos para entrar entrar país, sino porque las formas en que le retuvieron no fueron las adecuadas ni se le dio tiempo para defenderse en el aeropuerto.Ahora, el siguiente paso está en manos del ministro de Inmigración, Alex Hawke. Tiene el poder personal de volver a revocar el visado de Djokovic y prohibirle la entrada a Australia. Eso será será los próximos días. El torneo comienza el lunes que viene, ¿habrá solución definitiva entonces?.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.