GeneralPlayers

Carlos Alcaraz: un cambio de rumbo en Indian Wells

Carlos Alcaraz (El Palmar, Murcia 2003) ha estrenado su palmarés en 2024 defendiendo con éxito su título de 2023 en Indian Wells. Ganando, de nuevo, a Daniil Medvedev en el partido definitivo. Un título, el 13º suyo y quinto Masters 1000, que llega menos de un mes después de torcerse el tobillo en Río de Janeiro y ocho meses después del último, cuando ganó Wimbledon. Indian Wells como cambio de rumbo.

El tenista murciano llegó al desierto californiano con la labor de defender su título de 2023, con el número #2 ATP en juego (lo aseguró al ganar a Jannik Sinner en semifinales) y con la torcedura de tobillo en su debut en Río como su última aparición en pista. «He pasado por unos meses muy complicados, me ha costado encontrarme a mí mismo. No disfrutaba en pista, no era yo mismo. Por eso, significa mucho ganar este título, porque he superado problemas tanto mentales como físicos», desvelaba un Carlos ya campeón.

He pasado por unos meses muy complicados, me ha costado encontrarme a mí mismo

Carlos Alcaraz, campeón de Indian Wells 2024

Sin quitarle mérito a ganar el título (venciendo consecutivamente a Zverev, Sinner y Medvedev), el vigente campeón de Wimbledon pone el foco en que ha vuelto a disfrutar en pista. Por supuesto, ganar en Indian Wells nunca se debe menospreciar (es el tercer español en conseguirlo tras Corretja y Nadal), pero en un tenista como Carlos, disfrutar en la pista trae todo lo demás. Sonreír.

BNP Paribas Open

Desde Wimbledon (donde ganó en el quinto set a Novak Djokovic, tras ceder la primera manga y salvar punto de segundo set), Alcaraz cedió la final de Cincinnati ante Djokovic y pisó tres semifinales más en 2023 (perdiendo ante Medvedev, Sinner y Djokovic). 2024 comenzó directamente en Melbourne cayendo en uno de esos partidos de los que aprendes más de lo que quisieras (en cuartos ante Zverev tirando a la basura los dos primeros sets). La gira Sudamericana de tierra fue discreta cayendo en semifinales en Buenos Aires y retirándose en Río de Janeiro tras torcerse el tobillo con un esguince de grado II.

Una torcedura de tobillo que puso en peligro su participación en California. Con algo más de dos semanas de margen, el propio Alcaraz reconoció tras ganar el título que llegó entre algodones al desierto: «Una semana antes del torneo casi ni entrenaba. En el primer entrenamiento aquí, estuve media hora sin moverme, pegando cestas. Con muchísimas dudas de cómo iba a entrenar. A tres días de empezar, ya entrené con jugadores y no me encontraba nada bien. Tenía muchísimas dudas en mi cabeza».

De llegar rodeado de dudas a irse con el título. Detrás del brillo del triunfo, emerge ese trabajo que nunca se ve pero sin el cual no se llegaría al éxito. Afrontar las dudas, los problemas y sobreponerse hasta acabar triunfando o, al menos y tan importante, recuperando las sensaciones, la sonrisa y el ser Carlos Alcaraz.

Carlitos ha conseguido que, a sus 20 años y 10 meses, esté considerado favorito a cualquier cuadro al que va, compartiendo dicha condición con apenas dos o tres raquetas más. Lo ha conseguido a base de éxitos muy, muy tempraneros. Y conviene contextualizar y comparar para saber en qué punto se encuentra el murciano. Antes de cumplir 21 años (le quedan casi dos meses) ha ganado dos Grand Slams y cinco Masters 1000 (13 ATP en total). Solo tiene por delante a Nadal (tres y cinco). Ni Djokovic (uno y cuatro) ni Federer (solo un Masters 1000) le alcanzan. Y solo el murciano había llegado al número uno ATP.

Repetir y defender título en Indian Wells tampoco se consigue todos los días. Es el 10º que consigue gana múltiples títulos en el desierto y el octavo que defiende su título (el sexto desde que es Masters 1000). Es el tercer español que gana en California pero es el primero que defiende su título. Álex Corretja ganó en 2000 y se quedó en 3R en 2001. Rafael Nadal ganó en 2007 (semifinales en 2008), 2009 (semifinales en 2010) y en 2013 (3R 2014). El reto de los tres seguidos (ya en 2025) solo está al alcance, de momento, de Federer y Djokovic).

BNP Paribas Open

Todas las cifras que rodean al título de Carlitos Alcaraz hablan de lo asombrosa que está siendo su aún corta carrera. Sin embargo, resulta curioso comprobar como cada vez que el murciano no gana un título, siempre surgen voces menospreciando sus capacidades. Parece que si un tenista no alcanza las estratosféricas cifras que hemos vivido los últimos quince años con el ‘Big3’, no sirve. Y eso es distorsionar la realidad hasta límites absurdos. En el tenis español tenemos que darnos por contentos que haya aparecido Alcaraz (consiga lo que consiga) como resaca de lo que hemos disfrutado con Nadal. Y el tenis mundial se frota las manos con la rivalidad que se vislumbra entre Carlos Alcaraz y Jannik Sinner.

En Indian Wells, Alcaraz ha vuelto a ganar un título, ha retenido en número #2 ATP, ha recuperado la sonrisa y las buenas sensaciones en pista (mostrando un nivel de tenis extraordinario en varios momentos), ha ganado a un imbatido Sinner en 2024. Ahora toca Miami (defiende semifinales) y a la gira de tierra batida. Con el subidón de ganar ‘el quinto Grand Slam’. Casi nada.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba