GeneralTorneos

Canadá cierra el círculo con su Copa Davis

Campeona júnior en Madrid en 2015, gana la competición absoluta en Málaga ocho años después

Canadá es la campeona de la Copa Davis 2022. Lo ha conseguido con su dupla de referencia desde hace varios años. Félix Auger-Aliassime (Montreal, 2000), profesional desde 2015 y Denis Shapovalov (Tel Aviv, 1999), profesional desde 2017. El equipo norteamericano se ha convertido en el 16º país en levantar la Ensaladera y la tercera nación americana en conquistar el título por equipos más importante del tenis profesional masculino. Y es una Davis con cantera de ocho años de historia.

La relación de Canadá con la Copa Davis ha sido discreta. Estrenada en 1913 (hace 110 años), en su primera participación se quedaron a un paso de la final (entonces el formato consistía en un cuadro desde cuartos de final y el ganador se enfrentaba al campeón defensor en una Challenge Round que coronaría al ganador).

Desde 1921 hasta 1991 (setenta años), el país norteamericano no jugó el Grupo Mundial. En ese periodo desapareció el formato Challenge Round para dejar paso a un cuadro normal donde el campeón defensor debía pasar por todas las rondas.

En ese 1991 (hace 31 años), Canadá jugó y perdió con España en Murcia en la primera ronda del Grupo Mundial. La élite le duró dos años (1991 y 1992). En 1996 tuvo un amago de regreso que se quedó en perder en el play-off de ascenso y hasta 2011 (15 años) estuvo principalmente en los Grupos Zonales flirteando un par de veces con la eliminatoria para ascender, consiguiéndolo en 2003 pero bajando en 2004.

En 2013, cuando se cumplían 100 años de la final (que equivaldría a las semifinales de 2013 por la Challenger Round definitiva), Canadá vivió su mejor participación moderna hasta entonces. Disfrutando de su mejor camada de tenistas (Milos Raonic, Daniel Nestor y Vasek Pospisil), los de rojo y blanco ganaron a España e Italia en casa y cedieron ante Serbia en Belgrado.

Sin alcanzar esas semifinales, pero entre 2013 y 2018 (últimos cinco años con el formato de eliminatoria directa permanente) Canadá se mantuvo con mayor o menor éxito en el Grupo Mundial combinando los cuartos de final con los play-off de permanencia (siempre ganados).

Y este intervalo entre 2013 y 2018 se convertiría en clave para el futuro canadiense. En 2015, un equipo liderado por Félix Auger-Aliassime y Denis Shapovalov, se impuso en la Caja Mágica de Madrid en la Copa Davis júnior ante Alemania para ganar la versión de los jóvenes de la competición. Félix sería finalista un año después.

El propio Félix daría el paso al profesionalismo en 2015 (con 15 años) y Denis lo haría en 2017 (con 18). Ambos han ido protagonizando un crecimiento constante. Con mayores o menores acelerones pero siempre en esos grupos secundarios de aspirantes. Sobre ambos siempre ha pesado la responsabilidad de llevar el tenis canadiense a lo más alto.

Sus carreras, por la naturaleza de su edad similar (se llevan 16 meses), han ido en paralelo. Ambos, de momento, han jugado semifinales en un Grand Slam y es cuestión de tiempo que disputen una final o que ganen un Major. La ausencia de lesiones les permite continuar el camino que abrió Milos. El tenista de origen montenegrino, especialista en hierba, es finalista de Wimbledon y de Masters 1000.

En 2015 Félix y Denis ganaron la Davis júnior. En 2019, con el cambio de formato de la competición (que se mantiene con actualizaciones anuales para pulir defectos), Canadá se clasificó para las Finales tras ganar a domicilio a Eslovaquia, eliminatoria de estreno de Auger-Aliassime. En la fase final de Madrid, Canadá ganó su grupo y superó a Australia y Rusia en los partidos de dobles de cuartos y semifinales. Hasta la final el equipo avanzó solo con dos tenistas: Pospisil y Shapovalov. En la final cedieron ante la anfitriona España. Primera final de su historia.

En la edición 2020-2021 (aplazada por la pandemia), Canadá fue última de su grupo y tuvo que jugar la fase previa de 2022, que perdió estrepitosamente ante Países Bajos en La Haya (4-0). Dicho resultado dejaba a Canadá para jugar el Grupo Mundial I. Sin embargo, una cadena de cambios le devolvió a las Finales: la campeona defensora Rusia fue suspendida, Serbia (como la semifinalista con mejor clasificación) sustituyó a Rusia y Canadá recibió la invitación liberada por Serbia (concedida previamente) como el país con mayor clasificación que no había conseguido meterse en las Finales.

En el grupo (con España, Serbia y Corea del Sur), los canadienses pasaron como segundos gracias al mejor balance de partidos ganados frente a Serbia (5-4 frente a 4-5). En los cuartos de final (Alemania) y semifinales (Italia) comenzaron perdiendo (Shapovalov) para empatar (Auger-Aliassime) y ganar el dobles (entrando Pospisil en juego).

Y la final, tal como ocurriera hace tres años ante España en Madrid pero invirtiendo las tornas, Canadá se impuso por la vía rápida con Denis y Félix ganando a Kokkinakis y De Miñaur sin ceder un set. Campeones de la Copa Davis por primera vez en la historia, cerrando el círculo abierto en 2015.

De ganar en enero la ATP Cup a ganar en noviembre la Copa Davis. El año tenístico por equipos de Canadá en el plano masculino ha sido inmaculado. Y Félix y Denis se postulan como candidatos a muchas cosas en 2023. Que acaben levantando más o menos títulos dependerá de como afronten esos momentos clave y el estado de forma de los nombres que han dominado 2022: Nadal, Alcaraz y Djokovic. Se nos presenta un 2023 muy atractivo. De momento, Canadá ya tiene su Copa Davis. Una Davis con mucha historia.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.