GeneralProducto

Así trabajan los encordadores de Babolat durante el Mutua Madrid Open

Los encordadores llegan a trabajar en más de 450 raquetas al día

Eric Ferrazzi es la cara visible de los encordadores de Babolat, el conjunto de profesionales que se encargan del encordado de todas las raquetas de los jugadores y jugadoras que compiten en el Mutua Madrid Open. Hemos charlado con él durante unos minutos en un acto organizado por Babolat durante los primeros días del torneo. La empresa gala, lleva trabajando con el cordaje desde su nacimiento, en el año 1875.

Los encordadores de Babolat forman parte troncal del Mutua Madrid Open. El servicio oficial de encordado está gestionado por Babolat por tercer año consectuvio, en una segunda etapa que tuvo un primer capítulo de 2009 a 2016. Un servicio imprescindible que marida tecnología de última generación, con mucha experiencia y sobre todo, contar con unas manos muy adiestradas y una gran capacidad de organización y trabajo en equipo.

Ferrazzi explica que «la labor de encordado está completamente personalizada y digitalizada. Los jugadores trabajan de forma muy activa con los profesionales. El primer paso es recabar toda la información posible e introducirla en un software especialmente diseñado para el trabajo de encordado en el que quedan reflejados todos los datos, particularidades y singularidades. Es un trabajo básico que queda introducida en el ordenador»

El equipo comendado por Ferrazzi llega a encordar hasta 450 raquetas en un mismo día durante las primeras jornadas de trabajo. Es un trabajo de organización muy importante por el volumen y que ocupa entre 15 y 20 miuntos por raqueta. A pesar del volumen, Ferrazzi afirma que «es un trabajo que se intenta hacer sin prisa a no ser que las circunstancias ‘obliguen’a dar más gas. Los encordadores están completamente preparados para encordar una raqueta en mucho menos tiempo si es necesario«

El equipo se va dimensionando durante el torneo, según las necesidades del mismo. «El punto de inflexión en una competición de las caracterísitcas del Mutua Madrid Open es el viernes de la primera semana» comenta Ferrazzi que añade que «empezamos con seis encordadores, el momento cumbre suele aglutinar 16 profesionales y después, se va dimensionando el plantel de forma progresiva según va avanzando la competición»

Las máquinas que emplea Babolat para su trabajo son concebidas, ensambladas y mantenidas en Francia. Se trata de una tecnología muy compleja que obliga a profesionales con una formación avanzada pero también «a contar con una gran experiencia y tener la capacidad de mantener un alto nivel de trabajo durante todo el día, que es algo innegociable«, añade.

Prácticamente todos los jugadores aportan sus propios cordajes, aunque en el departamento de encordado se mantiene siempre una reserva de producto. Como curiosidades, Ferrazzi comenta que encordamos raquetas desde los 10 kilogramos hasta los 33 mientras que Nadal encuerda siempre su raqueta a una tensión fija de 25kg. La altitud de Madrid o los cambios de temperatura obligan a cambiar las tensiones en el cordaje de las raquetas incluso varias veces al día.

Una labor general que exije coordinación, trabajo intensivo, preciso, tecnológico y a la vez artesano. Como dice Ferrazzi con una sonrisa, la vida de un encordador de grandes torneos es una ‘vida de locos’

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba