EntrevistasGeneral

Antonio Paes: «Sería clave la equiparación de licencias entre España y Portugal»

El presidente de AT Porto repasa el presente y el futuro del tenis del norte de Portugal, la puerta al mundo que supuso la creación de Lousada Tenis Atlántico y la relación con el tenis español

Antonio Paes de Faria lleva vinculado a la Associacao Tenis do Porto desde los años noventa y como presidente desde el 2004. Cumple ahora 20 años al mando de una ‘federación territorial’ que ha crecido bajo su mandato de forma exponencial, acometiendo importantes proyectos de desarrollo, infraestructuras y repercusión internacional y mirando a España como país amigo y con el que estrechar relaciones como ejes de su gestión. Hablamos con él en las instalaciones de Lousada Tenis Atlántico, el espectacular complejo gestionado por AT Porto en el municipio de Lousada.

Los titulares de Antonio Paes de Faria

  • El norte de Portugal es una de las zonas donde más se ha desarrollado el tenis en cantidad y calidad
  • Nuestra misión es el desarrollo, aumentar la base de la pirámide: más gente a jugar, más tenis
  • Para mí, las madres que juegan tenis son más importantes que un padre que juegue tenis.
  • En 2000, éramos cerca de 2.000 federados. Hemos multiplicado por cuatro.
  • Cuando entre en la Asociación, el reto era tener instalaciones propias. SI no las tienes, solamente eres una oficina de hacer licencias.
  • Cuando construimos Lousada, estábamos empezando el convenio con Galicia y por eso lo llamamos Tenis Atlántico
  • La relación con Galicia es de hermanos y en el tenis no es diferente. Compartimos muchas cosas.
  • Queremos trabajar en equipo con España y pienso que, si España trabaja más con Portugal, también ganará

Después de veinte años gestionando el tenis del norte de Portugal como presidente de la AT Porto, ¿Aún quedan retos por afrontar?

Aún queda mucho por hacer. El norte de Portugal es una de las zonas donde más se ha desarrollado el tenis en cantidad y calidad. Históricamente, muchos de los mejores jugadores, eran del norte y lo siguen siendo. Somos la principal Asociación en Portugal, con más clubes y jugadores federados. Para nosotros, es siempre un desafío avanzar. Por ejemplo, en 1998, empezamos a hacer pruebas internacionales en Oporto cuando la federación portuguesa no las hacía.  El desarrollo de AT Porto ha sido global, en todas las áreas.

Comenta que el tenis en Oporto ha avanzado en todas las áreas. ¿Cómo se ha articulado ese crecimiento?

Ha habido un plan global de avanzar en conjunto. Los clubes han trabajado muy bien. Hay que apoyarlos. Nuestra misión es el desarrollo, aumentar la base de la pirámide: más gente a jugar, más tenis. Somos también la primera asociación en trabajar el pádel, el touch tenis, pickleball…es importante crear alternativas y que haya una cultura de deportes de raqueta para crecer.

El tenis en Portugal no es tan popular como en España. Hemos trabajado con los colegios y ayuntamientos para presentar e introducir este deporte. Nuestro objetivo en esa línea es dar información especial a profesores y ayuntamientos, descubrir dónde hay pistas municipales, ponerlas en valor. En Portugal no hay muchas pistas municipales fuera de las grandes ciudades.

¿Hay margen para ampliar la base de la pirámide?

Hay margen. En el próximo periodo olímpico nos podemos estabilizar en torno a los 10.000 federados. Junto con la asociación de Vila-Real, con la que trabajamos en conjunto, suponemos en torno al 30% de los federados en el país. La clave para ampliar la base es que hay muchos no federados. Ese número se puede multiplicar por tres veces más de practicantes.

¿Cómo se puede atraer a esa masa de no federados?

Demostrando que la licencia trae ventajas, como el seguro si te lesionas. Los jugadores que son federados tienen más información directa y disfrutan de un cuadro competitivo atractivo para la base. Es necesario crear torneos para que el jugador no top pueda disfrutar y pueda jugar. Hacemos circuitos de prueba base, que en Portugal llamamos Pruebas C, todas uniformizadas por criterios, y controlada por la AT Porto, con pelotas nuevas, juez árbitro homologado, condiciones de las pistas controladas, precio fijado…esas condiciones son atractivas para los deportistas.

Otra cosa son las AT Porto Series o el tenis femenino que agrupamos en torno a un circuito que llamamos Pink Tour, que empezamos en 2014, donde iniciamos con cuadros muy pequeños y que ahora hemos multiplicado por cinco. Eso es muy importante. Si queremos más tenis femenino debemos tener una base mayor. La base femenina es tres veces menor que la masculina.

¿Cómo nace el Pink Tour como punta de lanza del tenis femenino en la región de Oporto?

La evolución del Pink Tour ha sido muy buena, con cerca de 50 jugadoras cada fin de semana que dividimos en dos escalones: absolutas y las jugadoras + 40. Es curioso porque algunas jugadoras son madres de las que juegan en absoluta. El cuadro de dobles es común y a veces, las madres juegan con sus hijas y eso es muy importante. Las mujeres son en todos los deportes, esenciales. Las madres acompañan mucho a los niños. Si las madres tienen cultura deportiva y juegan tenis, habremos dado un paso de gigante. Para mí, las madres que juegan tenis son más importantes que un padre que juegue tenis. Es vital para la educación de los niños y desarrollar buenas prácticas. Hay que poner a más mujeres a jugar tenis. El papel de las madres en el desarrollo del tenis es fundamental. El Pink Tour tiene diez pruebas por año. Tienen un color, un logotipo propio, cada vez juegan más mujeres. Nos parece importante.

¿Cuál es la importancia de los clubes en el tenis del norte de Portugal?

La calidad de una federación territorial es el reflejo de la calidad de los clubes. Nuestro deber es mantener y aumentar esa calidad. Ese es el primer paso. En Oporto hay mucha calidad. Queremos trabajar con los clubes. Hay que tener una estrategia propia de desarrollo, de competiciones, de apoyo a los mejores jugadores y por encima de todo, crear desafíos. Por eejemplo, es muy importante la cooperación con Galicia, porque representa un reto el preparar a nuestros jugadores para competir con los gallegos. Por eso creamos la Liga Atlántica. El tenis atlántico tiene asociación con Galicia, con Aveira, Coimbra y Leiria y también con Vila Real. También es importante el deporte universitario, que no tiene mucha tradición en Portugal. Estamos trabajando con el Instituto Politécnico de Oporto, donde tenemos una escuela; organizamos campeonatos universitarios en Lousada y Monte Aventino y con eso, aumentamos el número de practicantes universitarios, que van a ser los futuros cuadros dirigentes de empresas, centros educativos… y que jugaron tenis, con buenos recuerdos de tenis. Si la modalidad no es desconocida, ya tenemos mucho trabajo hecho cuando presentemos un proyecto.

¿Cómo es la estructura de la Asociación y que base de competiciones tiene?

En 2000, éramos cerca de 2.000 federados. Hemos multiplicado por cuatro. Hemos hecho un trabajo muy importante. Tenemos una buena estructura, con un coordinador de pruebas, que coordina toda la calidad de las pruebas tanto las nuestras como las regionales. Tenemos campeonatos regionales y también el interclubes por equipos, que es muy importante y da acceso al campeonato nacional. También es importante las pruebas por equipos, que en Portugal no tenían mucha tradición. Empezamos con apenas 20 equipos y ahora tenemos unos 200 en todos los escalones y un campeonato absoluto con más de treinta equipos. Existe una estructura que te permite competir durante todo el año. Las competiciones de clubes son importantes porque dan vida a los clubes y permite el desarrollo del tenis. Son un reto.

¿Está completa la pirámide de competición?

Hay competición en todas las categorías y en todas las modalidades; silla, playa… que son modalidades que consideramos importantes porque captas otro tipo de jugadores, como los procedentes de voleibol y que están jugando mucho al tenis playa, por ejemplo.

¿Cómo estáis trabajando con los jugadores en la fase de desarrollo y extender la ‘macha de aceite’ de jugadores jóvenes judando al tenis?

Es clave para nosotros. En Lousada tenemos unas instalaciones donde empezamos con varias misiones como el desarrollo de tenis en la región. Lousada fue una especie de laboratorio de experiencias. Queríamos ver cómo podíamos hacer el desarrollo. En Lousada, el tenis era cero y hoy no existe un solo niño que no haya jugado al tenis. Ese modelo que empezamos en 2010 ha dado resultados. Tenemos datos que mostrar. A partir de 2020, con la Pandemia, creamos un proyecto con los clubes, colegios y ayuntamientos, para hacer un desarrollo en toda la región, incluido Tras-Os -Montes eso lo presentamos en Bogotá, en la Conferencia Mundial de la ITF. No era algo teórico sino práctico. No basta con aumentar las licencias. En este momento, casi tenemos 30 ayuntamientos trabajando con el tenis. Cuando empezamos este proyecto, aumentamos clubes. Nosotros seguimos una metodología de Play & Stay de la ITF. Las escuelas grandes, tienen sus métodos, pero las escuelas nuevas, deben tener algo que los indique. Uno de nuestros designios es que, en cada Concejo, haya una escuela de tenis. Es algo que estamos consiguiendo.

¿Se está exportando esta forma de trabajar al resto de Portugal?

Sí. Hay una forma de contacto a través del Foro de Federaciones Regionales, creado en 2013, que tiene al menos una reunión por año. Ahí, discutimos los problemas de los territorios. La presentación constante de nuestro trabajo y resultados. Hay ideas y formas diferentes de trabajar. Nosotros también recogemos influencias. El trabajar en equipo va desde el jugador – entrenador a clubes o asociaciones. Nunca hay que trabajar solos. Si tienes ideas, con un equipo, encontrarás siempre las mejores soluciones.

¿Cómo nace Lousada Tenis Atlántico y que importancia tiene en la vida global de la AT Porto?

Cuando entre en la Asociación, el reto era tener instalaciones propias. SI no las tienes, solamente eres una oficina de hacer licencias. En el tenis, debes tener instalaciones propias, para hacer pruebas, crear momentos de experiencias, formaciones, desarrollos. Era un reto. La zona de Oporto siempre ha sido muy difícil porque es una ciudad con muchos clubes con sus propias instalaciones.  En el año 2000, apareció la posibilidad de iniciar un proyecto en Lousada y en 2010 teníamos las pistas.

Cuando tienes instalaciones propias, tienes más posibilidades de tener ingresos propios y no necesitas vivir solamente de tasas de clubes, no necesitas aumentarlas porque tienes autonomía propia. Te ayuda a tener un staff para servir a los clubes. Y si la Asociación tiene capacidad para prestar mejor servicio a los clubes, mejor aún.

¿Son compatibles Monte Aventino (las instalaciones de la FPT en Oporto) y Lousada?

Son muy complementarias porque en Oporto hay mucho tenis. También tenemos instalaciones propias en las localidades de Vizela y en Felgueras. Es importante porque los ayuntamientos tienen instalaciones municipales organizadas, con entrenadores homologados y para los jugadores es importante porque si no tienes pista cubierta, puedes entrenar en Monte Aventino o si quiere entrenar en tierra batida, lo puede hacer en Lousada. Es dar oportunidad a los jugadores.

¿Es Lousada la tarjeta de presentación al mundo del tenis de Oporto?

No basta con hacer bien las cosas, hay que demostrarlas. Fuimos una asociación territorial que mostró su proyecto y su trabajo a la Conferencia Mundial. Estamos en una dinámica de comunicar lo que hacemos. En Portugal también hay mucho trabajo bueno, pero a nosotros nos gusta dar a conocer lo que hacemos.

¿El nombre de Lousada Tenis Atlántico es una declaración de intenciones?

Cuando construimos Lousada, estábamos empezando el convenio con Galicia y por eso lo llamamos Tenis Atlántico. También se unió Leiria, Coimbra y Aveiro. La distancia entre Lousada y A Coruña y Lousada y Leiría es la misma. Lousada es el punto central del tenis atlántico y además, con buenas vías de comunicación.

¿Cómo es la relación con Galicia?

La relación es de hermanos y en el tenis no es diferente. Compartimos muchas cosas. El deporte, la convivencia y la forma de estar de las personas, influye mucho. Culturalmente, somos parecidos. El acuerdo con Galicia ha sido la puerta de entrada a más colaboraciones con competiciones españolas. Para Galicia, Oporto es una puerta abierta para España y viceversa.

En la AT Porto, se mira mucho el trabajo que se hace en España. ¿Cuál es vuestro planteamiento en este sentido?

Rui Silva (director técnico de AT Porto) conoce muy bien el tenis en España y a nosotros, nos gusta que se conozca lo que hacemos, intercambiar información, recibir críticas. Hay un cierto respeto. Queremos trabajar en equipo con España y pienso que, si España trabaja más con Portugal, también ganará. Hay que crear masa crítica.

¿Qué visión piensa se tiene en España del tenis portugués?

Pienso que cuando aparece un jugador portugués en España y hace un resultado bueno, es una sorpresa y cuando es una sorpresa, no se tiene muy buena opinión del tenis portugués, pero también pienso que en España, cada vez hay más sorpresas de tenistas portugueses. El jugador de Portugal tiene un buen aprendizaje. Somos un país pequeño y estamos haciendo un esfuerzo para crear jugadores de competición

¿Sería importante crear circuitos ibéricos de tenis base?

Hay ya algunas experiencias como el Vanguard Stars. En mi opinión, la clave es la equiparación de las licencias de España con las de Portugal, ganaríamos todo mucho. Y no es difícil. Hay que hacer primero experiencias para ver cómo funciona, pero es un camino para transitar.

¿Cómo ve el futuro del tenis portugués?

Lo primero es trabajar todo el tenis del norte. En el interior hay menos tenis, pero existen muchas oportunidades de crecimiento y por ello estamos trabajando con Vila Real. Tenemos la misión de descubrir los mejores tenistas

A nivel nacional, es opinión, hay dos competiciones que son la Copa Davis y los JJOO y hay que tener una presencia fuerte. Me gustaría ver en el Grupo Mundial un España contra Portugal y tener escaparate en los JJOO, que sería muy importante para el tenis portugués.

Una cosa que hay que trabajar es el tenis femenino, que es algo que estudiar porque está a mucha distancia del tenis masculino. No tenemos muchas jugadoras. Hay mucha voluntad, pero pocos resultados.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba