EntrevistasGeneral

Alejandro Moro: «La continuidad del día es la que me pagará a largo plazo»

El madrileño ha vivido un abril de ensueño con su primer cuadro final ATP y primer título Challenger, estrenando top200 (#172)

Alejandro Moro (Madrid, 2000) está siendo una de las revelaciones del tenis español este 2024. A sus 23 años, hace tiempo que está instalado en el circuito Challenger y ha tocado (aunque haya sido puntualmente) el circuito ATP Tour. Está llegando. Nunca olvidará el mes de abril de 2024: primero en el ATP 250 de Múnich, superando la previa, jugando (y ganando) su primer partido de cuadro final y llegando a octavos. Y después, en el Challenger de Roma (al que fue sin presión, con Roland-Garros asegurado), el primer título a este nivel.

El premio (o la consecuencia) es que este lunes ha aparecido irrumpiendo en el top200. Es #172. Él mismo habla de la clasificación como aquello que le permite organizarse de una forma u otra. Sin obsesiones. Con estos ingredientes, la entrevista es obligatoria y casi se escribe sola. Alejandro se sienta con Industria del Tenis en la cafetería del CT Chamartín, antes de ir al gimnasio y de afrontar el Challenger de Praga.

A Roma fui relajado, con el objetivo de Roland-Garros conseguido

Alejandro Moro, campeón del Challenger de Roma

Pregunta. Empecemos por lo último. Campeón del ATP Challenger 75 de Roma. Su primera final y el primer título. ¿Qué ha significado para usted?

Alejandro Moro: En cuanto acabé en Munich, pensamos si ir a Roma o no, porque había jugado cuatro partidos en Alemania. Acabamos un jueves allí y teníamos 3-4 días para preparar Roma. El cuerpo me estaba avisando, llevaba varias semanas seguidas jugando. Decidimos intentarlo y, si no se da, entrenamos alguna semana más. Iba más relajado mentalmente porque ya tenía la certeza de que estaré en Roland-Garros. Además, me acompañó mi madre pero nadie del equipo, porque no podían. Los primeros días no encontraba buenas sensaciones en pista pero, ir relajado psicológicamente y con mi madre, me ayudó bastante. E ir a un Challenger viniendo de un ATP, se nota la diferencia. Poco a poco fui encontrando sensaciones. En el primer partido, ante el primer favorito (d. Piros 6-4 6-3), cero presión. Las cosas se dieron bien«.

ATP Challenger

Fui a Roma con un gran resultado inesperado de Múnich y te das cuenta que todo es cuestión de constancia y esperar que llegue la oportunidad

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Sin presión, cuando menos se lo espera, acaba ganando el título.

Alejandro Moro:»Viniendo de Múnich, donde tampoco te esperas el resultado, vas completamente relajado. Antes de ir al ATP alemán tampoco llevaba una racha muy buena (había ganado uno de sus últimos cinco partidos). Al final ves que es cuestión constancia. Si las cosas no se dan, es esperar la oportunidad y cualquiera puede ser la buena«.

No me sorprendió ganar la primera final Challenger por la dinámica mental que traía

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. ¿Le ha sorprendido ganar la primera final Challenger que disputaba?

Alejandro Moro: «No porque, por la dinámica mental que venía teniendo, pensaba sólo en mi juego. Viniendo de una racha regular intentamos, entre todo el equipo, centrarnos sólo en mí. Esa parte fue clave de cara a una final que te puede poner nervioso y en el único partido donde, en teoría, puedo ser favorito. Y eso te hace quitarte toda la presión, centrarte en ti y mantener la actitud para ir a por la final. Tenía claro que, si hacía un buen partido, podía ganar la final».

Al ganar en Roma pienso en todo mi equipo que han sufrido todo lo malo del comienzo

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. En el momento que la última pelota bota dos veces, ¿Qué piensas y que sientes?

Alejandro Moro: «Cuando veo que saco y no hay resto, me tiro al suelo porque las piernas se te van completamente. En el suelo me dio un calambre. Pudo ir mi familia y son los primeros en los que piensas, porque han renunciado a muchas cosas y han sufrido todo lo malo del comienzo. Haber podido ganar delante de ellos es mucho más especial. Luego, ya en frío, piensas en todo el equipo, en cómo han apostado por ti. En todas las horas que llevas encima. Ver que no hay que tener prisa. Debes darte oportunidades. Debes aprender de los más veteranos. Aquí en el Chamartín con Dani Muñoz o Guillermo García, ellos han vivido una etapa sin presión social. Ahora no nos damos oportunidades y queremos todo ya. En el tenis hay que darse oportunidades. Eso he sacado esta semana en Roma, aprender a darme oportunidades».

TennisTV

En Roma he aprendido a darme oportunidades. Hoy todos queremos todo ya y en el tenis hay que darse oportunidades.

Alejandro Moro, campeón de Roma

Pregunta. Entre los octavos de Múnich y el título en Roma, este lunes es, oficialmente, #172 ATP, su mejor clasificación y estrenando top200. ¿Qué significa para usted?

Alejandro Moro: «Verme ahí es bonito. Me permite entrar en las previas de los Grand Slam. Y puedes programarte mejor a más semanas vista. Para el equipo le viene muy bien para saber lo que vas a jugar en los próximos tres meses. Es más por eso que por el número. Para estar 170 tienes que haber estado 240 y haber ganado a top200. El número no me dice nada para jugar contra otro tenista. De cara a tener más tranquilidad en mi calendario, va a ser bastante útil».

La clasificación es útil para poder programarme a más semanas vista pero no me dice nada al jugar contra otro tenista

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Jugó su último Futures en noviembre. Ya está más que asentado en el circuito Challenger. ¿Qué diferencia ve con los Futures?

Alejandro Moro: «El circuito Challenger es muy competitivo en cuanto a la regularidad. Si no tienes regularidad, aunque pegues el pelotazo dos semanas, al año siguiente te vas al foso y vuelves a ITFs. Paga muy bien la regularidad. El físico es muy importante y te da partidos. En las semifinales de Roma, en el tercer set, sentía que podía jugar sin límite».

El circuito Challenger es muy competitivo y paga muy bien la regularidad

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta: Este abril ha sido inolvidable. Primera victoria ATP en Múnich y primer Challenger en Roma. ¿Puede elegir alguna de las dos?

Alejandro Moro: «Durante la semana, me sentí mejor en Múnich. Es un contexto completamente distinto jugar ATP: el club, las prestaciones o la gente que ves. Porque no lo vives habitualmente. Gano tres partidos, incluido el primero de cuadro final ante Dominic Thiem, tengo la oportunidad de jugar con Taylor Fritz (semifinales en Madrid). Y cuando acaba Roma, es inigualable. No puedo poner una encima de la otra y han venido tan seguidas, que ambas son igual de bonitas y especiales«.

Tanto el cuadro final de Múnich como el título en Roma han sido igual de bonitas y especiales

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Cuando sabes que, en tu primer cuadro final ATP, tu primer partido será ante un campeón de Grand Slam como Dominic Thiem, ¿Impacta?

Alejandro Moro: «Cuando gano la previa y paso a cuadro final, tengo cuatro posibilidades. Dos son habituales en Challenger, otro era Botic Van de Zandschulp y otro Dominic Thiem. Y deseo que sea Dominic, por la oportunidad. Era por vivir la experiencia. Jugar mi primer partido de cuadro final ATP ante Dominic Thiem, campeón de Grand Slam o la Copa de Maestros. Quiero jugar y ganar lo que ha ganado él. Ir a pista y ver todo en primera persona, además del resultado, disfruté de cada punto. Y encima gané».

Cuando pasé la previa en Múnich, quería a Thiem, vivir esa oportunidad. Y encima, gané

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Una para reflexionar. ¿Qué significa ser tenista?

Alejandro Moro: «Es un estilo de vida, una forma de vivir. Que te apetezca, todas las mañanas, ir al club, al gimnasio y a la pista, concentrado para mejorar. Volver a casa a recuperar. Aunque no estés conscientemente pensando en tenis, pero tu vida tiene que girar en torno al tenis. Y, además, los valores que te da de disciplina, superación y carácter. Es querer esta vida. Y cuando ves que todo da resultado, es muy bonito«.

Ser tenista es querer esta vida, una forma de vivir con unos valores, disciplina, superación y carácter

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Esta temporada, antes de este abril histórico, ha pasado dos pequeños baches (empezó con balance 4-6 y antes de Múnich, 1-5).

Alejandro Moro: «Cuando estás en un circuito competitivo, seis derrotas seguidas es algo completamente normal. Mi situación fue, de ocho derrotas, 4-5 fueron 7-6 en el tercero, muy ajustados. Son circunstancias, a veces suerte. También pasa que me vi donde tanto tiempo he querido estar e, inconscientemente, pierdes esa tensión y esa garra que debes tener. Y eso fue por lo que la racha se alargó un poquito. Lo importante fue el entorno que tengo y supieron hacerme cambiar el de chip».

En un circuito tan competitivo, seis derrotas seguidas me parece normal

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. ¿Qué significa continuidad para usted?

Alejandro Moro: «Yo le doy dos enfoques: de resultados que es la que vemos todos, ganar o perder. Y el más importante, continuidad del día a día, todos los días estar concentrado en tu trabajo con ganas e ilusión. Los resultados acaban llegando. En estas dos semanas he ganado más partidos que en todo el año. Y eso es gracias a que llevo cinco meses de continuidad en el día a día. A la larga, porque esto es un camino largo, esa continuidad es la que me va a pagar y la que me va a hacer estar contento con ello y no los resultados, que no es lo que busco ahora».

Hay dos tipos de continuidad: de resultados y del día a día. A mí me interesa la segunda que es la que me va a pagar a la larga

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. La más desenfadada de todas, para soltarse. Cuente alguna anécdota en el circuito.

Alejandro Moro: (Tras darle vuelvas un rato) «Acabó el Challenger de Ortisei en Italia junto a David Jordá. Acabamos juntos y nos íbamos al día siguiente. Era un pueblo muy perdido (5000 habitantes, muy cerca de la frontera con Austria). Teníamos que coger un autobús a las 6 de la mañana, dos trenes y un taxi al aeropuerto. El segundo tren se iba retrasando porque se paraba en las vías y no llegábamos. David, en la penúltima parada, decidió que nos bajásemos y apañarnos porque no llegábamos. Tuvimos la suerte de que ahí había otro tren que nos llevaba directos al aeropuerto y salía en cinco minutos, además ahorrándonos el taxi. Cogimos el vuelo por pura suerte. Si lo perdíamos, eran 500€ cada uno«.

Si me mantengo en el nivel en el que estoy entrando ahora, dentro de poco viviré del tenis. Es una carrera de fondo

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta: Probablemente, la que se hacen todos lo que, como usted, quieren llegar a la élite. ¿Qué hay que hacer para vivir del tenis?

Alejandro Moro: «Ahora los Grand Slams ayudan mucho y los Challenger dan hospitalidad. Estamos viviendo el momento bueno del tenis. Permiten reducir gastos. Creo que en el hueco que estoy entrando ahora, avanzando a mi ritmo, dentro de poco conseguiré vivir del tenis. Si consigo mantenerme. Esto es una carrera de fondo».

Todavía no he tenido un año de beneficios económicos

Alejandro Moro, campeón de Roma

Pregunta. Económicamente, ¿Cuánto se puede gastar un tenista a nivel Challenger al año?

Alejandro Moro: «Depende de cómo cada jugador diseñe su equipo o en qué academia esté. Yo me hago mi propio equipo. Objetivamente no lo sé pero aún no ha habido ningún año en que haya ganado más de lo que gasto. Somos autónomos y pagamos todo: vuelos, comidas, sueldos, pelotas… Yo aún no he tenido un año de beneficios».

Nadal es todo lo positivo que vemos los que empezamos en el tenis. Es un ejemplo y un espejo en el que mirarse

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. Estando en el que seguramente sea su último año y habiendo vivido su, seguramente, último torneo en Madrid, le tengo que preguntar por Rafael Nadal.

Alejandro Moro: «Es ejemplo, valores, deportividad y todo lo positivo que vamos viendo desde que empezamos a hacer deporte hasta que nos convertimos en profesionales. Cada paso positivo, te ves reflejado en él. Ves cosas que luego intentas copiar. Actitudes. De pequeño copiaba las caras que ponía. Si ganaba partidos por su actitud, lo intentas imitar. Parece que es más sencillo la actitud frente a las cosas, que golpear la pelota, aunque ponerla en la línea sea muy difícil. Son valores y una personalidad que es un espejo para todos los tenistas españoles. Incluso Carlitos que, aunque ya está ahí arriba rompiendo récords, Rafa es su espejo. Ha sido fundamental en la carrera de todos».

Quiero ganar un Grand Slam y jugar representando a España en la Copa Davis o los Juegos Olímpicos

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. ¿Qué sueños tiene en el tenis?

Alejandro Moro: «Lo que quiero es ganar un Grand Slam, en la cabeza de todo. Wimbledon es muy bonito. Por mi forma de jugar me puede encajar. Y, si no, tener una de 14 de Rafa en Roland-Garros. Lo primero es jugarlos y después, intentar ganarlos. Jugar unos Juegos Olímpicos. Jugar un partido de Copa Davis es un sueño que esta por encima de todos. Jugar por España en Copa Davis es lo que más tengo entre ceja y ceja. Jugar una serie de Copa Davis lo llevo teniendo hace años como objetivo. Es precioso poder representar a tu país. Me encanta jugar equipos, en España o en Alemania. Hacerlo y rodeado de gente que me inspira en España, es un sueño».

Mi equipo, mi familia y yo somos ilusión. Cada uno da el 100% en su terreno.

Alejandro Moro, campeón en Roma

Pregunta. La última. Una reflexión sobre su equipo y su entorno.

Alejandro Moro: «Mi equipo, mi familia y yo somos ilusión. Es todo ilusión. Venimos al club cada uno con nuestras cosas pero sin una mala cara. No es un trabajo, es venir a pasarlo bien, pero a trabajar. Luego en pista igual: a trabajar pasándolo bien y con ilusión. La ilusión es acabar dando el 100% de cada uno en su parcela. Todos, en su trabajo, dan el 100%: el preparador físico, el psicólogo, el entrenador y la familia«.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba