GeneralOpinión

Academias por Jorge Mir

Hoy en día en la mayoría de las academias solo se entrena a jugadores profesionales, su estructura es muy buena y algunas hacen un excelente trabajo con muchos jugadores que acuden a ellas de todas las zonas de España y del mundo.

Para todas las academias, que los mejores tenistas del mundo quieran entrenar en sus instalaciones, es muy llamativo e importante para sus intereses, ya que es un efecto llamada para que muchos jugadores/as y familias piensen que son mejores por ese motivo y acudan a ellas.

Actualmente las academias las dirigen grandes ex tenistas o grandes entrenadores que han entrenado a jugadores desde pequeños y los han llevado a ser de los mejores del mundo.

La estructura actual de estas academias está siempre basada en entrenar a jugadores/as que llegan de escuelas de club con 16-23 años y que quieren ser profesionales, y en llevar a los mejores jugadores del mundo a los torneos.

¿Qué sucede con esos chicos/as que llegan a esas academias a esas edades de 16-23 años y quieren ser tenistas? Que algunos de ellos tienen serios problemas técnicos, tácticos, físicos, estratégicos y mentales.

Por ello mi filosofía de lo que debe ser una academia es diferente a las actuales, ya que yo crearía dos escuelas dentro de la misma academia, una escuela para niños que seleccionaría al notar en su mirada que tienen sueños y amor por ser tenistas en las edades de 6 a 16 años, y otra escuela para jugadores ya consagrados y jugadores de 16 años en adelante, que vienen de otros clubes y academias y quieren dedicarse profesionalmente al tenis.

Si yo hubiera sido un gran jugador de tenis a nivel mundial o un gran entrenador, y hubiera montado mi propia academia, utilizaría toda esa experiencia y conocimientos que he vivido desde pequeño, para intentar educar y enseñar a mis alumnos desde los 6 hasta los 16 años de una manera relajada y sin prisas, de cómo se debe entrenar dentro y fuera de la pista para llegar lo más lejos posible en este bello deporte.

Intentaría siempre en esas edades que mantuvieran su libertad de juego y su personalidad, pero sería muy precavido para anticiparme a los posibles problemas técnicos, tácticos, físicos, estratégicos y mentales que puedan tener en ese proceso de aprendizaje y por los que yo también he pasado en todas esas edades y he logrado superar.

Creo que la primera academia que utilice esas experiencias y conocimientos de esos ex tenistas y entrenadores para esos niños de 6 a 16 años que tengan mucha ilusión por jugar al tenis, realizará una labor magnífica en su etapa de aprendizaje, y se va a notar en unos años como sale una nueva armada española de fantásticos tenistas.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.