Home / Blog Coaching Mental / 9 Maneras de motivar a nuestros jugadores por Vicente Cuairán

9 Maneras de motivar a nuestros jugadores por Vicente Cuairán

Una forma sencilla, pero creo que eficaz, de definir la motivación es dividiendo la palabra en dos, por un lado “motiv” y por otro lado “acción” y diciendo que podemos definir la motivación como; “Tener un motivo (“motiv”) para la acción”. En mi opinión, la motivación está en la base de cualquier otra habilidad que queramos desarrollar en el jugador, incluida la confianza y la concentración.

Creo que si conseguimos ayudar al jugador a encontrar el “para qué” de aquellas tareas que se ha propuesto hacer (o que el contexto/entorno le está pidiendo que haga) siempre será mucho más sencillo encontrar la manera de mejorar y avanzar en el resto de facetas.

Sin motivación, sin un para qué claro, sin ese motivo para la acción se hace muy complicado que el jugador encuentre la manera de progresar, mejorar y avanzar, sobre todo cuando la motivación no está relacionada con el placer (en estos casos es relativamente sencillo encontrar la motivación) si no con el deber, con aquello que hay que hacer cuando toca, donde toca y porque toca. En esas situaciones, encontrar un para qué claro y potente es la base que alimentará nuestro esfuerzo, nuestra perseverancia y las ganas de seguir
cuando las condiciones no son las idóneas. Y nosotros, como entorno del jugador podemos y debemos encontrar maneras de provocar y promover esa motivación en nuestros jugadores.

Aquí os dejo algunas ideas que considero que nos pueden ayudar a general un eficiente clima motivacional:

– AYUDA AL JUGADOR A QUE COMPRENDA LA TAREA: Si el jugador no entiende lo que le estás pidiendo va a ser muy complicado que se sienta motivado en la tarea que le estás proponiendo. Asegúrate siempre de que el jugador está entendiendo la tarea que le estás pidiendo y utiliza un lenguaje adecuado a su edad y/o a nivel de comprensión.

– AYUDA A QUE EL JUGADOR COMPRENDA EL “PARA QUÉ” DE LA TAREA: Si hemos dicho que es importante que el jugador entiendo la tarea, casi
más importante es que el jugador entienda cual es el objetivo de la tarea. “Para qué necesito trabajar en esta tarea”, “qué mejora me va a proporcionar”, “qué objetivos voy a conseguir realizando esta tarea” o “qué sentido tiene, para mí, realizar esta tarea”. Si el jugador entiende ese “para qué” su motivación será siempre mucho más potente que si no lo entiende.

 

– ESTABLECE OBJETIVOS REALISTAS: Es mucho más probable que el jugador desarrolle un mejor rendimiento si le ponemos objetivos realistas qué si le ponemos objetivos que, de lo retadores que son, están fuera de su realidad. Cuando ponemos objetivos tan fuera de la realidad del jugador, en lugar de motivarlos a “dar lo mejor de sí mismos” (que es lo que imagino que se busca) lo que en realidad conseguimos (en el mayor número de casos) es desmotivar al jugador y disminuir su confianza ya que como no consigue nunca ese objetivo imposible que le hemos puesto termina pensando que el problema es él. Y que si no consigue el objetivo no es porque el objetivo esté mal planteado, si no porque el “no es lo suficientemente bueno” o “no es lo suficientemente capaz”. Así que, importante, objetivos retadores sí, pero dentro de la realidad de cada jugador. De esa manera les mantendremos motivados, con ganas de aprender y de ir, cada vez, a por nuevos objetivos.

– ESTABLECER OBJETIVOS ORIENTADOS A LA TAREA: Aunque podamos pensar lo contrario, nos sentiremos mucho más motivados (y esta motivación se
mantendrá más en el tiempo) si trabajamos para conseguir objetivos cuya realización depende de nosotros (como son los objetivos de rendimiento) que si trabajamos para conseguir objetivos que no dependen exclusivamente de nosotros (como son los objetivos de resultado) Esto no quiere decir que no se puedan poner objetivos de resultado, evidentemente sí, pero es importante que se queden fuera de
pista y que la mayor parte de los objetivos que le pongamos al jugador estén orientado a su rendimiento. (Al final, si mejora su rendimiento mejorarán sus resultados con lo que, al final, conseguirás con más probabilidad esos resultados que estás buscando si el jugador está motivado en la consecución de sus objetivos de rendimiento)

– ESTABLECE OBJETIVOS DE PLACER Y DE DEBER: En la vida y en el tenis nos podemos mover fundamentalmente por dos tipos de objetivos. El deber y el placer. Está genial que hagamos ejercicios y sesiones divertidas en las que el jugador se motive por placer, por la diversión. Con eso facilitamos el también el aprendizaje y conseguiremos mayor adherencia. No obstante, creo que también es importante que el jugador entienda que, a veces, hay que hacer las cosas, no por placer sino por deber. Hacer las cosas, cuando tocan, porque tocan y donde tocas.

Que el jugador entienda que los motivos para la acción, además de placer han de ser del deber es una habilidad que luego nos va a ayudar mucho, por ejemplo, a la hora de trabajar el esfuerzo, la perseverancia y la capacidad de trabajo del jugador cuando tiene que hacer cosas que no forman parte de las cosas que hace por placer. Todos nosotros hacemos cosas en nuestro trabajo que nos gustan mas o menos. La clave está, sobre todo, es aprender a ser disciplinados en aquellas cosas que nos gusta menos hacer, ahí es cuando tiramos de la motivación del deber)

– ENTENDER CUAL ES EL MOTIVO DEL JUGADOR PARA LA PRÁCTICA DEPORTIVA: Esto es fundamental. Habrá jugadores que quieran ir a pista para
hacer deporte, otros para mejorar su técnica, otros para competir mejor los fines de semana con sus amigos y otros porque quieren convertirse en tenistas. Cada uno de ellos tiene motivaciones diferentes y entender el “para qué” van a pista va a hacer que le ofrezcamos un servicio mucho más ajustado a sus necesidades y, por lo tanto, se sentirán mucho más motivados en su práctica deportiva (sea la que sea).

– UTILIZAR MAS RECOMENSAS AFECTIVAS QUE MATERIALES: Tendemos a recompensar el buen hacer de nuestros jugadores con premio materiales. Lo cual, de vez en cuando, está bien también. Pero creo que tenemos que usar mucho más la recompensa afectiva. Una palmada, un abrazo, un “buen trabajo”, un “hoy creo que has hecho un gran entrenamiento, sigue así”. Cuando lo hacemos de esa manera, el poder de la recompensa es todavía mayor y, sobre todo, genera un impacto en el jugador mucho más consistente ya que genera una conexión más sólida y hace que
se sienta motivado a seguir repitiendo la buena conducta que hemos recompensado de manera afectiva.

– UTILIZAR UN FEEDBACK MÁS ORENTADO A LA BÚSQUEDA DE SOLUCIONES QUE AL “NO”: En muchas ocasiones, en la manera en la que nos
dirigimos a los jugadores hay demasiado “no”. “No hagas esto”, “No bajes la mano”, “Ahora no falles”, “No tocaba ese golpe…” Podemos decir lo mismo, pero orientando ese feedback hacia la búsqueda de soluciones en positivo y sobre todo dándole al jugador la oportunidad de encontrar la solución al error. Primero preguntamos al jugador “por qué” (de ese fallo o de la decisión que ha tomado) Es una buena manera de trabajar con él la autonomía y la búsqueda de soluciones (es algo que va a ser muy importante para él luego en los partidos). Si no la encuentra le podemos ayudar, pero siempre en positivo. En lugar de “ahora no falles” decir “ahora necesitábamos un poco más de consistencia, un golpe que fuera más a la zona, con menos velocidad y con más efecto” (por ejemplo, me lo invento) o en lugar “no bajes la mano” decir “la próxima vez vamos a intentar mantener la mano firme a la altura de la cintura porque, si lo hacemos, vamos a conseguir que puedas pasar mejor la bola por encima de la red y que vaya mucho más profunda”. (me lo invento también) Si os dais cuenta, con esta manera de dar feedback estamos trabajando también los dos primeros puntos que vimos: explicación de la tarea y “para qué” de la tarea con lo que, además, conseguimos un mensaje mucho más completo. Así pues, importante, dar un feedback más orientado a la solución y al “para qué” de la solución.

– RECOMPENSAR TANTO EL RENDIMIENTO COMO EL RESULTADO: Esta parte es otra de las claves importantes a la hora de motivar a nuestros jugadores. Si antes decíamos que era importante poner más objetivos de rendimiento que de resultado, de la misma manera, es fundamental que incluso cuando el jugador consiga resultados hagamos mucho más hincapié en recompensar y alabar todo ese rendimiento (todo ese proceso) que le ha llevado al resultado. Es fundamental, para la motivación del jugador, que atribuya a su rendimiento tanto lo que hace de manera eficaz como lo que no, ya que de esa manera el jugador se sentirá motivado a buscar la soluciones que necesite para mejorar sus herramientas. Que entiendo que el resultado es la consecuencia de su rendimiento para que, o bien lo reconfirme, o bien, o le busque soluciones. Eso solo lo conseguiremos si nos acostumbramos a recompensar del rendimiento por encima del resultado.

Colaborar en la motivación de nuestros jugadores no es una tarea fácil, es una tarea llena de aciertos y errores, pero sin lugar a dudas, es una de las tareas más gratificantes dentro de nuestro trabajo ellos.

Espero que estos conceptos os ayuden a generar un mejor clima motivacional en las sesiones de entrenamiento con vuestros jugadores para que, por un lado, consigan un mejor rendimiento y para que, por otro lado, afronten la práctica deportiva y la competición de una manera más eficiente.

Porque, pocas cosas hay más satisfactorias, que tener jugadores motivados.

Vicente Cuairán
Sígueme en: @vicentecuairan y en @adtitanes (twitter, Facebook e Instagram)
Director de Academia de Titanes – Empresa especializada en el entrenamiento mental
de jugadores de tenis.
Sígueme en: @vicentecuairan y en @adtitanes (twitter, Facebook e Instagram)
www.academiadetitanes.com

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Recibirás todos los viernes un resumen de las noticias de la semana.

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.