GeneralProducto

10 Claves para construir la pista de tenis perfecta

Composan-TennisLife aporta en este artículo 10 claves para construir una pista perfecta

Hemos pedido al departamento técnico de Composan-TennisLife, que escriba un artículo con 10 claves para construir la pista de tenis perfecta. Estos son sus consejos.

  1. ASESORAMIENTO TÉCNICO PROFESIONAL.
    Como primera clave, es crucial contar con asesoramiento técnico por parte de profesionales que cuenten con experiencia contrastada, conocimientos acreditados y recursos necesarios para el fin que nos ocupa. Esto se consigue mediante la conjunción de un buen proyecto inicial y una adecuada posterior puesta en obra.
  2. PLANIFICACIÓN Y DEFINICIÓN DEL USO.
    Es fundamental definir el uso esperado de la instalación deportiva, como pueda ser una escuela de tenis con distintos niveles de juego, el perfil de usuario a nivel amateur o recreativo, o bien el caso de competición a nivel profesional. Estos parámetros condicionarán desde sus dimensiones, pasando por el número de pistas a construir o su iluminación, y con ello, la inversión económica necesaria.
  3. TRÁMITES PREVIOS A CONSIDERAR.
    El equipo técnico podrá asesorar sobre aspectos normativos, tales como la elección de un suelo que esté destinado a uso deportivo y permita su construcción, o evaluar el cumplimiento de otros parámetros exigibles, como la obtención de autorizaciones administrativas, licencias de obra y de actividad, la redacción de los proyectos previos necesarios, tasas a abonar y estimación global de costes.
  4. UBICACIÓN Y ORIENTACIÓN DE LA PISTA.
    Como se indicaba anteriormente, según el uso al que se haya previsto destinar este equipamiento deportivo, se podrá prever la población que sea potencial usuaria, según donde se ubique. Por otra parte, resulta esencial para la buena práctica del juego que la pista tenga una orientación solar
    adecuada, de modo que su eje longitudinal (al aire libre en la latitud norte europea) coincidirá con la dirección geográfica norte-sur.
  5. ELECCIÓN DEL TIPO DE SUPERFICIE.
    Una peculiaridad del deporte del tenis es que presenta un amplio abanico de superficies para su práctica. Se puede hablar de tres tipos generales, según los materiales con los que se construye: tierra batida, césped o resinas, contando a su vez con variantes en cada gama. Cada material proporciona un tipo de juego diferente, al interactuar pavimento con el jugador y con la bola de tenis. Esto condicionará también el perfil de usuario.
  6. DEFINICIÓN CONSTRUCTIVA DEL TIPO DE SOPORTE.
    La tierra batida suele construirse sobre un paquete de drenaje inferior específico, con diseño en constante evolución. Sin embargo, el resto de superficies se coloca sobre una base que debe ser construida previamente y que suele ser de hormigón o asfalto. Éste último suele ser aconsejable por su mejor contribución a las prestaciones biomecánicas finales, pero la ubicación geográfica u otras condiciones no siempre lo permiten.
  7. DIMENSIONES SEGÚN NIVEL DE COMPETICIÓN.
    La ITF establece una serie de requisitos, estando entre ellos las dimensiones mínimas de pista, recogidas también en las Normas NIDE españolas. El rectángulo interior es invariable para juego de individuales y de dobles, mientras que las medidas totales con bandas de seguridad incluidas depende del nivel de competición a desarrollar: ya sea recreativo-club, competiciones Nacionales, Internacionale o Copa Davis.
  1. CERRAMIENTO, ILUMINACIÓN, DRENAJE Y OTROS PARÁMETROS.
    Así mismo, se debe tener en cuenta otros parámetros como la pendiente transversal máxima para evacuación de aguas pluviales en exterior, la ubicación de las instalaciones de drenaje de estas aguas, el tipo de cerramiento a proyectar o los niveles de iluminación necesarios, que varían también en función del nivel de competición, la situación de las luminarias o que éstas no deslumbren a jugadores, jueces o espectadores.
  2. LA IMPORTANCIA DE LA EMPRESA INSTALADORA HOMOLOGADA.
    Una vez controlados todos los aspectos del proyecto, es vital confiar la construcción de la pista a una empresa instaladora homologada que esté familiarizada con este tipo de trabajos y que tenga la
    suficiente experiencia en la aplicación de estos pavimentos, según recomendaciones del fabricante. En estas superficies se debe llevar un adecuado control de calidad en obra: compactación, planeidad, regularidad y acabados.
  3. PLAN DE MANTENIMIENTO.
    Tras la puesta en uso de la pista, velando por su durabilidad, se debe planificar y aplicar un plan de mantenimiento idóneo, que incluya las operaciones necesarias de inspección periódica, así como todas las operaciones preventivas o correctivas en cada caso. Dependiendo del tipo de superficie, hay operaciones de frecuencia diaria, como el paso de estera en la tierra batida, mientras que en pistas duras son más espaciadas.
¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba